Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El beso gay que desafió a la manifestación neonazi en Madrid

Una manifestación neonazi cruzaba el centro de Madrid con lemas como "Defiende España, defiende a tu gente" o "Españoles sí, refugiados no". Gregor y David pasaban justo por allí y decidieron que la mejor manera de rebelarse a las actitudes radicales de los que protestaban era darse un beso delante de la protesta. Ese gesto provocó gritos homófobos como "¡qué asco!", pero también fue muy aplaudido por otros. Un gesto de amor que se ha convertido en un símbolo.