Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las canonizaciones de Juan Pablo II y Juan XXIII serán trasmitidas en 3D en más de 20 países

El Centro Televisivo Vaticano (CTV), en un proyecto conjunto con Sony y Sky, operarán juntos para trasmitir el próximo domingo 27 de abril la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II en alta definición y en 3D para cerca de 20 países, según ha informado Radio Vaticano.
Además se han preparado 500 salas de cines en todo el mundo por Nexco Digital para permitir a millones de personas seguir el evento de forma gratuita en 3D.
El director general de la plataforma italiana de televisión satelital digital Sky, Andrea Zappia, ha indicado que el 3D en un evento como este "no es una curiosidad" sino que "permite una visión fuertemente moderna e innovadora" que, a su vez, ayuda a "comprender cómo las tecnologías actuales, frecuentemente usadas por motivos comerciales, pueden en verdad tener un valor informativo, social, espiritual, particularmente elevado".
El director de marketing de Sony Europa, David Bush, ha destacado que el fin de este proyecto es "difundir la emoción del evento a todas esas miles de personas en todo el mundo que quieren estar allí físicamente" y que, precisamente, ese es el fin de la tecnología, "tratar de replicar la experiencia real de estar aquí, en la Plaza de San Pedro".
En esta línea, el director del Centro Televisivo Vaticano, monseñor Dario Viganò, ha señalado que se pretende ofrecer "una gran difusión a las personas que no pueden venir" porque "todo el mundo está involucrado". Además ha reseñado que el Centro Televisivo Vaticano tiene la responsabilidad de "preservar la historia", y que por esto usan la tecnología 4K de "altísima resolución de video".
Por su parte, el presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, monseñor Claudio Maria Celli, ha subrayado la importancia de "involucrar a los hombres y mujeres de hoy en todo el mundo que quieren estar presentes en este evento de gran fe". "Las nuevas tecnologías son un desafío, pero sobre todo son una gran oportunidad para la relación, el conocimiento, la participación, la oportunidad de vivir la historia", ha señalado.