Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las capacidades mentales están determinadas por diferencias individuales en el cerebro

Investigadores de la Universidad de Illinois y el Instituto Beckman de Tecnología y Ciencia Avanzadas, en Estados Unidos, han observado diferencias en el cerebro de cada individuo que pueden condicionar tanto factores anatómicos como algunas capacidades mentales, como la inteligencia o la memoria, según un estudio publicado en la revista 'NeuroImage'.
"Un aspecto importante de la investigación de la neurociencia cognitiva era saber cómo la inteligencia está determinada por las diferencias individuales en la estructura y la función del cerebro", ha explicado Aaron K. Barbey, profesor de Neurología de ambos centros que ha desarrollado la investigación.
De hecho, durante años múltiples equipos de neurocientíficos han tratado de encontrar una relación entre áreas específicas del cerebro y los procesos mentales como la inteligencia o la memoria.
Hasta ahora, no habían sido capaces de integrar el conocimiento de la estructura y la función cerebral en un único análisis pero Barbey y su equipo han sido capaces de medir el tamaño y la forma de todas las funciones del cerebro.
Usando una técnica estadística llamada análisis de componentes independientes, los investigadores agruparon las medidas que se relacionan entre sí en cuatro rasgos únicos. Juntos, estos cuatro rasgos explican la mayor parte de las diferencias en la anatomía de los cerebros de los individuos.
Estas características están determinadas principalmente por diferencias en la biología del cerebro, incluyendo el tamaño, la forma o la edad del individuo. Pero no pudieron explicar las diferencias cognitivas entre los individuos analizados.
Posteriormente, los investigadores examinaron otras diferencias cerebrales que no podían ser explicadas por estos cuatro rasgos y vieron que era ahí donde se observaban diferencias individuales asociadas con la inteligencia y la memoria.
"Los cerebros son tan diferentes como las caras, y este estudio nos ayuda a entender lo que parece ser un cerebro normal", ha explicado Patrick Watson, investigador del Instituto Beckman y primer autor del estudio.
Y al observar inesperadas diferencias cerebrales es lo que, según este experto, les ha llevado a pensar qué hace que haya diferencias de inteligencia y memoria entre unos individuos y otros.