Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco caras para un posible secuestrador

Los primeros retratos robot que se realizaron del posible secuestrador de Madeleine fueron realizados a los pocos días de que la pequeña desapareciera, pero no se hicieron públicos hasta un año después. Son dos retratos, pero podrían pertenecer a la misma persona.
La imagen muestra a dos hombres blancos, de entre 20 y 30 años de edad con pelo y ojos oscuros y fueron realizados a partir de las declaraciones de los turistas británicos Derek Flack y Lance Purser. Pero la policía nunca dio valor a estos retratos.
Madeleine en Bélgica
A finales de julio de 2007 la policía de la localidad belga de Tongres investigó la posibilidad de que Madeleine estuviera en este municipio, después de que una mujer dijera haberla visto en un restaurante en compañía de un hombre y una mujer.
La testigo afirmó que la niña se comportaba de forma sospechosa. La Fiscalía distribuyó entre la población un retrato robot de un hombre de unos 40 años basándose en la descripción de la mujer.
Secuestrador sin rostro
Los padres de Madeleine difundieron el dibujo de un hombre sin rostro el 25 de octubre de 2007. Este retrato se basó en la descripción aportada por un amigo de los McCann de un hombre al que vio con una niña en brazos, poco después de que la pequeña desapareciera. El portavoz de la familia, Clarence Mitchell, contó que fueron los detectives privados contratados por la familia los que encargaron el retrato.
Mitchell apuntó que la apariencia del sospechoso es la de un ciudadano procedente del sur de Europa o de algún país mediterráneo de entre 35 y 40 años, de unos 1'70 metros y de constitución delgada.
Elaborado por una experta del FBI
El 20 de enero de 2008 el periódico británico 'News of the World' publicaba un nuevo retrato robot del posible secuestrador. El dibujo fue elaborado a carboncillo por una experta del FBI basándose en las declaraciones de una veraneante, Gail Cooper, que se alojaba en una casa situada a 600 metros de la de los McCann y asegura que, en varias ocasiones, vio a un hombre sospechoso.
Cooper dijo haberse encontrado con el sospechoso, que describe como de 38 a 45 años y origen norteafricano, hasta tres veces: lo vio deambulando por la playa bajo una lluvia torrencial; después cuando el hombre llamó a su puerta pidiendo dinero para un orfanato, que después se comprobó que no existe y, dos días después, lo vio en la playa observando a unos niños que hacían actividades infantiles.
El más reciente
El último retrato robot del posible secuestrador de Madeleine, se hizo público este jueves. El gráfico se basa en las descripciones de otros tres testigos que afirman haber visto un hombre sospechoso deambulando por el apartamento de los McCann en los días previos a la desaparición de la pequeña. Se trata de un hombre "muy feo, con la nariz grande y la cara picada", según la descripción de los testigos.
Los padres de Madeleine han hecho público este retrato robot con la esperanza de que alguien pueda reconocer al individuo y puedan avanzar algo las investigaciones, después de dos años sin saber nada de su pequeña. BQM