Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de un centenar de personas se reúnen en Cáceres en el encuentro de religiones por la paz

Más de un centenar de personas se reunieron este jueves, día 27, en Cáceres en el encuentro de religiones por la paz.
Explica el Obispado de Coria Cáceres en nota de prensa que 25 años después del primer encuentro en Asís, convocado por Juan Pablo II y secundado por los líderes de las principales religiones del mundo, la Diócesis de Coria-Cáceres, recogió el testigo.
Tras la bienvenida y la explicación del acto a cargo de la Delegación de Relaciones Interconfesionales, uno por uno los representantes de las diferentes confesiones religiosas y no religiosas, fueron tomando la palabra.
En primer lugar, en representación de la comunidad judía, Moshe Bendahan, presidente del Consejo Rabínico de España, resaltó que "la paz es un objetivo a alcanzar y supone un esfuerzo permanente para el hombre".
Para María Rosario Cañas, representante de la Fe Mundial Bahá'í y secretaria de la Comunidad Bahá'í de Extremadura, ese esfuerzo puede canalizarse a través de la oración.
Por su parte, Santiago Osés Monteagudo, representante de la Iglesia Evangélica Española 'Espíritu Santo' de Mérida ha resaltado que "la paz viene de Dios pero en la unidad", quién, además, pedía dejar atrás las diferencias y estar dispuestos a aprender unos de otros y también de uno mismo a través de los demás.
José Luis Mendoza Generelo, miembro de la sociedad teosófica y presidente de la Rama Teosófica Ceres de Cáceres, añadió a estas disertaciones que el primer requisito para lograr la paz es la buena voluntad, mientras que en representación de la comunidad Islámica de Cáceres asistió Ibrahim EL Azifi, Imán de dicha comunidad, y fue el secretario de la comunidad islámica, Said Aboufaris, quién explicó que el Islam es una religión pacífica, ya que, al revisar los versos del Corán, se encuentra que el "principio básico es imponer la paz en lugar de la guerra".
También Jorge Farfán, presidente del Consejo Evangélico de Extremadura, agradeció la mano tendida que ofrecían los organizadores para celebrar este acto, "se trata de un hecho histórico, los que durante siglos fueron enemigos, hoy se tienden la mano para orar al Dios de paz".
Representando también a las Iglesias Cristianas Evangélicas 'El Puente' y 'Nuevo Amanecer', Fernando Silvestre Lancho, pastor de la Iglesia Cristiana Evangélica 'El Puente' de Cáceres, habló también sobre el Dios de paz, y la Hermana Tenzi Yotika, fundadora del monasterio 'El Olivar del Buda' y representante de la tradición budista, recordaba que sólo es posible orar juntos si se hace desde el respeto más profundo.
Por último, en representación de la Iglesia Católica, Francisco Cerro Chaves, obispo de la Diócesis de Coria-Cáceres, destacó que ese mismo día el Papa Benedicto XVI había asistido a un acto similar en Asís al que por primera vez, habían sido invitados también ateos y agnósticos.