Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El padre de la chica desaparecida en Sevilla ve a la Policía "muy perdida"

Antonio del Castillo, padre de la chica de 17 años desaparecida en Sevilla desde hace once días, durante la rueda de prensa que ha ofrecido a las puertas de su vivienda familiar.EFEtelecinco.es
Antonio del Castillo, padre de la chica de 17 años desaparecida en Sevilla desde hace once días, ha dicho hoy que ve a la Policía "muy perdida" y que baraja, por primera vez, que no ha sido una huida voluntaria.
En una rueda de prensa celebrada a las puertas de su vivienda familiar, el padre de Marta del Castillo ha afirmado que, a la vista de las preguntas que le hace la Policía, le parece que "dan todo de sí pero están muy perdidos" y "lo que saco en claro es que no saben por dónde van".
Por eso, "a mí se me abren las carnes porque veo que pasa el tiempo, que mi hija está por ahí y que la Policía no tiene nada fiable, aunque tira de todos los hilos".
Antonio del Castillo ha explicado que ayer martes estuvo seis horas declarando de nuevo en la Jefatura de la Policía, donde le preguntaron por cosas a las que ya había contestado como "si falta alguna prenda, los nombres de sus amigos, si se llevó un bolso o el DNI" y datos sobre las amistades que figuran en la agenda de la menor.
Sobre su hija ha asegurado que mantenía con ella una "relación normal", que la chica le contaba "todo a su madre" y que no tuvieron peleas con ella en la semana ni en el mes anterior a su desaparición, el pasado sábado 24 de enero.
Marta nunca se había ido de casa, según su padre, quien ha destacado que las primeras pesquisas de la Policía se dirigían hacia una huida voluntaria aunque "ya están empezando a barajar que no se ha ido".
Sobre las últimas horas de la menor en casa, el padre ha explicado que por la mañana estaba "muy feliz" y bajó a comprar un quemador de incienso con el que llenó toda la casa de olor a Semana Santa, y por la tarde quedó con un joven con el que había mantenido una relación y que fue quien la dejó de nuevo a las 20.30 horas, cuando se perdió su rastro.
Ha explicado que recibe muchas llamadas telefónicas y mensajes de personas que creen saber el paradero de su hija, y se ha lamentado de que "muchas de ellas" son "maliciosas" y se producen a altas horas de la noche.
Antonio del Castillo ha afirmado que está "loco por volver a ser un ciudadano normal y corriente, pero esto no termina".