Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La patronal de cigarrillos electrónicos achaca las posibles explosiones al uso de aparatos de carga no homologados

La Asociación Nacional de Cigarrillos Electrónicos (ANCE), patronal del sector, cree que los incidentes sucedidos este fin de semana en los que sendos dispositivos explotaron causando heridas a un hombre en España y la muerte a otro en el Reino Unido pueden ser debidos a un mal uso de los mismos, empleando aparatos de carga no homologados.
En este sentido, el vicepresidente de ANCE, Alejandro Rodríguez, ha señalado a Europa Press que cree que el accidente ocurrido el pasado fin de semana, que acabó con la vida de un hombre de 62 años en Reino Unido tras la explosión de su cigarrillo electrónico mientras lo cargaba, se debe a que el dispositivo utilizado para cargarlo no era el suministrado por la empresa que lo comercializa.
En palabras de Rodríguez, "los cigarrillos electrónicos pueden cargarse también con aparatos convencionalmente indicados para móviles. Eso, sumado a que dicho cargador no estuviese regulado dentro de los criterios de calidad y seguridad del fabricante, es un claro detonante" de posibles incidentes.
El vicepresidente de ANCE ha destacado que "actualmente, la primera causa de incendios en España es el uso de cargadores u otros aparatos que se conectan a la corriente eléctrica no homologados, es decir, que se compran en establecimientos diferentes a los de la empresa a un precio más bajo pero que no reúnen las condiciones de seguridad y son de mala calidad".
El problema "se ha debido a un cortocircuito provocado seguramente por el cargador en mal estado y además había una bombona de gas al lado", por lo que "el escenario era dantesco y reunía una serie de peligros". También explotan móviles y otros artefactos y no se desarrollan este tipo de "campañas de publicidad dañina", ha añadido.
"ARTÍCULOS POPULISTAS"
El portavoz de la patronal cre que se trata de artículos "populistas", que "no reflejan la realidad" y sirven para "llamar la atención en contra del cigarrillo electrónico". Estas informaciones quieren alertar sobre "sus supuestos peligros", ha explicado Rodríguez añadiendo que "esto va a repercutir en la reputación del aparato".
Dentro de dos semanas hay una conferencia en China a la que asistirán alrededor de 700 empresas dedicadas al tabaco y al cigarrillo electrónico para tratar sobre la normativa europea. En ella se va a hacer hincapié sobre las garantías de fabricante y los criterios de calidad, "porque hay fábricas que hacen verdaderamente copias baratas y malas".
Si este producto pudiera ser recetado y estuviese bajo control médico "sería lo mejor del mundo", asegura Rodríguez quien afirma que, no obstante, "los que se posicionan en contra del cigarrillo electrónico han perdido la batalla legal. En la Eurocámara está considerado como un instrumento singular", ha añadido.
En este sentido, ha insistido que "el e-cigarrillo en cambio no mata. Nunca ha matado a nadie y lleva 15 años en el mercado".