Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La combinación de diferentes efectos para sorprender y mantener la potencia atrapan al público en la 'mascletà'

La combinación de diferentes efectos y la distribución estratégica del material empleado con el fin de sorprender y mantener en todo momento la intensidad y la potencia han sido en la 'mascletà' de este viernes los elementos que han atrapado y enmudecido al público congregado en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia para ver el disparo.
Esta 'mascletà' del programa oficial de las Fallas de 2016 ha estado a cargo de la Pirotecnia Tomás de Benicarló (Castellón), que ha recibido la ovación de la plaza al concluir su montaje. El administrador de la empresa, José Antonio Gregori, ha explicado que el disparo de esta jornada ha sido "un proyecto muy elaborado" por parte de Miguel Ángel Tomás, el director técnico de la pirotecnia, y ha afirmado que ha cumplido el objetivo marcado de "meter a la gente en el espectáculo".
Asimismo, ha comentado que antes de la 'mascletà' había entre sus profesionales "un poco de recelo" para que nada fallara y "todo saliera bien". En este sentido, Gregori ha señalado que "cuando lo elaboras todo en un sitio que está tan concentrado como esta plaza hay muchos hilos y muchos detalles" que han de estar bien colados y distribuidos.
No obstante, ha asegurado que todo ha salido "perfecto", como estaba previsto, ya que "ha cuadrado todo, ha ligado todo y no ha habido espacios dudosos". El administrador ha aseverado que la 'mascletà', "desde un principio, ha entrado con fuerza" para terminar a lo grande. Ha valorado todo el conjunto del disparo y no ha querido destacar una parte concreta porque como ha explicado lo importante para él es "todo salga bien".
"Yo, como profesional lo que siempre aprecio es que haya salido bien, que todo haya ido a su sitio y que no haya habido ningún incidente. Eso para mi es lo más importante. El espectáculo se supone que lo vas a dar, pero la parte de seguridad algo que puede fallar por inclemencias del tiempo o por lo que sea y es lo que siempre más te preocupa", ha declarado.
Sobre el contenido de la 'mascletà' y los diferentes efectos y sonidos que se han empleado, José Antonio Gregori ha manifestado que lo que se ha buscado ha sido "meter a la gente en el espectáculo". "Hay quien dice que una 'mascletà' es ruido pero es algo más, hacer algo con sentido, algo que entusiasme y que haga participar a la gente", ha planteado el pirotécnico, que ha dicho que "eso, si no lo trabajas y pones los medios, es difícil".
En esta línea, Gregori ha subrayado el trabajo hecho por el equipo técnico y el diseñador de Pirotecnia Tomás. Ha afirmado que novedades de material no ha habido en la 'mascletà' de este viernes pero ha considerado que la "novedad" del disparo ha sido "combinar" los medios con los que se cuenta y hacerlos ver y oír "de otra manera", para que "el público nunca adivine lo que va después".
"Eso es lo que hacemos años tras año. Miramos los disparos, vemos la reacción de la gente y para la siguiente edición intentamos cambiar para que nadie sepa lo que va a pasar, para que nadie diga: detrás de eso viene esto", ha expuesto al respecto.
José Antonio Gregori ha detallado que en el disparo de esta jornada "se han ido combinando truenos encordados con un sonido, con un acompañamiento arriba, con otro y con unos tiempos distintos, desde el interior y el exterior --alternando-- para que sonara distinto". Ha agregado que "se han cambiado los efectos para simular algo agradable al oído y bonito", todo con mucha potencia e intensidad porque a la Plaza del Ayuntamiento de Valencia "o vienes o no vienes".
INTERÉS Y VISTOSIDAD "MÁXIMOS"
Respecto a la parte final del montajes de este viernes, ha apuntado que el terremoto ha sido "muy contundente", estructurado en "cuatro fases". Ha explicado que "se ha solapado muy bien con la última retención, algo que también es difícil" para mantener la intensidad, y ha resaltado que "el acompañamiento aéreo, que lo ha llenado todo de humo, ha permito ver por arriba las luces de colores verdes y rojas".
"Hemos intentado que durante todo el espectáculo el interés y la vistosidad sean máximos", ha insistido. El profesional ha detallado que en la 'mascletà' se han utilizado 150 kilogramos de material reglamentado y ha asegurado que esa cantidad, menor a la usada en otros disparos, se ha aprovechado para lograr los efectos que se han escuchado. "Puedes quemar un camión de material y no decir nada, puedes quemar una caja y decir algo. La pirotecnia es entusiasmar a la gente, no tirar cohetes y hacer ruido".