Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los comerciantes esperan el otoño para vender artículos de invierno

Si el termómetro pasa de los 30 grados, las calles se llenan de gente, pero las tiendas se quedan vacías. Los comerciantes de ropa esperan con ganas que bajen las temperaturas para empezar a dar salida a los artículos de invierno. Es lo que tiene este otoño que no termina de aparecer, que en la calle se mezclan las sandalias veraniegas con los escaparates más abrigados. Para algunos comerciantes está siendo uno de los peores años, no recuerdan un octubre tan caluroso y ni siquiera bajando los precios animan un poco las ventas. Es la manga que todavía nos va a seguir acompañando unos días, es el mes de octubre más veraniego de los últimos años, así que el abrigo, de momento, se queda en la tienda.