Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La comunidad inspecciona al año cerca de 70 instalaciones radiactivas y de rayos X para diagnóstico médico

Los técnicos de la Comunidad de Murcia, formados en el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), inspeccionan en torno a 70 instalaciones radiactivas y de radiodiagnóstico médico que existen en la Región para garantizar su seguridad y correcto funcionamiento, según ha destacado el director general de Industria, Energía y Minas, Pedro Jiménez.
Precisamente, a través de la Consejería de Universidades, Empresa e Investigación, la Comunidad tiene encomendadas desde 2007 las competencias para la inspección de las instalaciones
En concreto, "se inspeccionan periódicamente laboratorios, fábricas en las que se manipulan o almacenan materiales radiactivos o aparatos productores de radiaciones ionizantes, así como los equipos de radiodiagnóstico médico o de rayos X, que se encuentran tanto en gabinetes radiológicos como en clínicas veterinarias, podologías y centros dentales", ha explicado.
Jiménez ha añadido que "de las instalaciones que hay en la Región se inspeccionan rigurosamente todos los años las de segunda o tercera categoría para asegurar que todas cumplen con las normativas de seguridad y ninguna entraña riesgo alguno para la ciudadanía, mientras que las inspecciones a instalaciones de rayos X para diagnostico médico se realizan aleatoriamente dentro de las campañas de seguridad industrial que realiza la Dirección General o por denuncias".
La colaboración de la Comunidad con el Consejo de Seguridad Nuclear se inició a finales de 2006 cuando se aprobó la encomienda de funciones por la que la Consejería de Universidades, Empresa e Investigación pasaba a colaborar con el CSN en la inspección de las instalaciones radiactivas y de radiodiagnóstico médico de la Región.
La Región aceptó la encomienda junto a otras ocho comunidades, concretamente Galicia, Asturias, Navarra, País Vasco, Cataluña, Valencia, Baleares y Canarias, que también tienen suscrito un acuerdo en este sentido con el Consejo de Seguridad Nuclear.
Este acuerdo permite a la Consejería inspeccionar, en nombre del Consejo de Seguridad Nuclear, todas aquellas instalaciones radiactivas de categoría segunda y tercera, esto es, con un riesgo radiológico bajo y medio, "quedando reservado para el Consejo de Seguridad Nuclear las de categoría uno, de las que no existe ninguna en la Comunidad".