Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El concurso bíblico de Cataluña celebra 30 años con una exposición conmemorativa en el Vaticano

El concurso bíblico de Cataluña, organizado por la Federación de Cristianos de Cataluña, celebra este año su 30 aniversario con una exposición en el Vaticano que lleva por título 'Con Dios todo es posible' y con un viaje a Roma presidido por el arzobispo de Tarragona, Monseñor Jaume Pujol, para presentar el concurso al Papa Francisco.
A lo largo de los últimos 30 años, más de 1,2 millones de alumnos de 1.000 escuelas públicas y privadas catalanas han participado en este concurso, considerado, según sus organizadores, "el certamen educativo de carácter bíblico más importante de Europa". Comenzó a celebrarse en 1986 y ya acumula cerca de 5.000 ganadores.
La muestra, organizada a través de la Subfederación Grupo Avant de Terrassa y expuesta en la Sala de Exposiciones del Instituto María Santísima Bambina del Vaticano, repasa los principales hitos del certamen a lo largo de su historia con el objetivo de dar a conocer el certamen al Papa y al mundo, para conseguir que otros países copien el modelo y lo convoquen.
Desde sus inicios, la finalidad del concurso, según explican sus impulsores, ha sido servir como una "herramienta evangelizadora y ecuménica sencilla" con niños, adolescentes y jóvenes.
Además de la exposición, la Federación de Cristianos de Cataluña ha preparado un viaje del 23 al 26 de mayo, que estará encabezado por el arzobispo de Tarragona, monseñor Jaume Pujol, y en el que los asistentes podrán participar en todas las actividades conmemorativas de los 30 años del concurso así como acogerse al Jubileo de la Misericordia.
Concretamente, el miércoles 25 de mayo, los responsables de la Federación entregarán al Papa una edición exclusiva del álbum de los 30 años del concurso durante la audiencia pública.