Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hay más de 1.700 conflictos socio-ambientales en todo el mundo, 59 de ellos en España

La organización Ecologistas en Acción ha presentado un Atlas de Justicia Ambiental (EJAtlas) en el que se recogen más de 1.700 conflictos relacionados con la contaminación en todo el mundo. Durante su presentación, los expertos se han centrado en la situación de España --en donde se han recogido 59 conflictos-- y Portugal.
El objetivo de este proyecto es documentar y catalogar los conflictos ambientales en todo el mundo, así como los casos de movilizaciones de comunidades y movimientos sociales surgidos en respuesta a determinadas actividades como la construcción de infraestructuras, la contaminación, el vertido de residuos y otras actividades que generan impactos ambientales.
Según ha explicado el coordinador de esta iniciativa, Joan Martínez, la intención de su equipo es llegar a los 3.000 casos en los próximos 3 años. "La intención es que la lucha medioambiental sea visible y demostrar que no son casos aislados, como se ha visto con sucesos como el de Seseña o el del vertido de Shell", ha declarado durante la presentación.
Del mismo modo, ha precisado que en este mapa se recogen todos tipo de categorías medioambientales. Así, hay casos de extracciones de minerales o petróleos, entre otros; así como el transporte de productos contaminantes; residuos y emisiones. "Hemos recogido los más representativos. Si bajáramos el umbral en la escala saldrían muchos más", ha aclarado.
Del mismo modo se ha expresado la coordinadora de los casos españoles en EJAtlas, Amaranta Herrero, quien ha indicado que las 59 movilizaciones que se han recogido en el país son "un botón de muestra de lo que hay". Para Herrero, este proyecto es muy importante para demostrar que "la sociedad civil está siendo el motor del cambio ambiental en el planeta".
EL PROCESO
Para llegar a contabilizar todos los casos que hay en España y Portugal se han utilizado diferentes métodos, como la encuesta a través de correos electrónicos a ONGs y activistas sobre los casos más históricos y problemáticos en el país. Del mismo modo, se ha realizado una documentación a través de Internet de las movilizaciones que se han llevado a cabo a lo largo de los últimos años.
Así lo ha explicado la coordinadora de los casos portugueses, Lucía Fernandes, que ha destacado el caso de los vertidos en el río Alviela, sobre el que se realizan movilizaciones desde 1957, la lucha anticuclear en Portugal, desde 1976, o el conflicto existente por la plantación de eucaliptos en el país, entre otros.
El responsable de Internacional de Ecologistas en Acción, Samuel Martín-Sosa, ha destacado el "empoderamiento" de la sociedad que, a su juicio, "a dado un paso al frente" a la hora de defender el planeta. Para Martínez-Sosa este atlas es importante para determinar "quiénes son los que se aprovechan de los recursos y quiénes son los que sufren en impacto".
"Es un inventario mundial de casos de conflictos socio-ambientales, lo que llamamos también conflictos ecológico-distributivos, es decir, litigios entre quienes se aprovechan de los recursos naturales y quienes padecen las consecuencias de ese aprovechamiento, entre quien produce y quien sufre la contaminación y decide protestar", ha concluido Martínez, quien ha recibido una beca europea Starting Grants para continuar con este trabajo.