Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consumo leve de alcohol puede disminuir el riesgo de sufrir ciertos tipos de cáncer

Investigadores de la Universidad de Oxford han publicado en la revista 'Journal of the National Cancer' un estudio del que se desprende que la ingesta de alcohol puede tener efectos diferentes según el tipo de cáncer del que se trate
Las conclusiones a las que llega esta investigación también afirman que el consumo diario de una única copa de vino o de otra bebida alcohólica aumenta el riesgo en las mujeres de padecer cáncer de mama, hígado o recto.
Según la Doctora Dolores Isla, portavoz de la Sociedad Española de Oncología Médica "esta relación entre el aumento de las probabilidades de sufrir cáncer y el consumo de alcohol eran ya conocidos". Para la doctora, lo realmente trascendental del estudio es que el consumo moderado de bebidas alcohólicas pueda disminuir el riesgo de padecer cierto tipos de cáncer como el de tiroides, el carcinoma de las células renales o el linfoma de Hodgkin.
Los resultados de la investigación concluyen que los riesgos del alcohol superan cualquier beneficio cardiaco potencial relacionado con el consumo moderado de bebidas alcohólicas. "Estos hallazgos sugieren que incluso los niveles bajos de consumo de alcohol incrementan el riesgo de una mujer de desarrollar cáncer de mama, hígado o recto y en las fumadoras de boca y garganta", afirma Naomi Allen, directora del estudio en un comunicado.
Estudio relevante por la cantidad de individuos que estudia
Las investigaciones se llevaron a cabo durante siete años a 1.280.296 mujeres de mediana edad en el Reino Unido, de las que una gran mayoría bebía una copa de alcohol al día. Durante ese tiempo el equipo de investigadores ha contabilizado 68.775 casos de cáncer. "Este estudio es realmente relevante por la cantidad de casos que ha investigado y porque ha sido publicado en una revista de prestigio", afirma la doctora Isla.
El 13% de los tumores de mama, hígado, recto, boca, faringe, esófago y laringe se relacionan directamente con el consumo de bebidas alcohólicas. Por cada bebida adicional que consumía una mujer al día, su riesgo de desarrollar cáncer aumentaba un 6%, según los datos de los investigadores que analizaron los registros nacionales de más de 1 millón de mujeres británicas entre 1996 y 2001.
"La ingesta de alcohol importante nunca es beneficiosa"
El estudio realizado en la universidad de Oxford se centra sólo en mujeres, por lo que no es posible extrapolar los datos a los hombres, "aunque es cierto que los tipos de cáncer que están directamente relacionados con el consumo de alcohol como el de cavidad bucal, el de faringe o esófago son mucho más frecuentes en los hombres que en las mujeres", explica la portavoz de la SEOM.
Ante la publicación de estudios que afirman que la ingesta moderada de una copa de vino es buena para la salud cardiovascular y los datos que aseguran que aumenta los riesgos de padecer ciertos tipos de cáncer, los investigadores de la universidad e Oxford afirman que los riesgos superan a los beneficios. Para la doctora Dolores Isla no se pueden comparar unos casos con otros, pero lo que tiene que quedar claro es que "una ingesta de alcohol importante nunca es beneficiosa".