Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El consumo diario de nueces puede ayudar a mejorar la salud del esperma

Investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), en Estados Unidos, aseguran que el consumo diario de un par de puñados de nueces puede ser beneficioso para la fertilidad masculina tras haber comprobado que mejora la salud del esperma en hombres jóvenes, según los resultados de un estudio publicado en el último número de la revista 'Biology of Reproduction'.
La investigación incluyó a 117 hombres de entre 21 y 35 años que fueron divididos en dos grupos. Ambos grupos siguieron una típica dieta occidental pero, mientras uno añadió 75 gramos de nueces a su dieta diaria, el otro siguió su dieta habitual pero evitó comer frutos secos.
El autor principal de la investigación, el profesor Wendie Robbins, de la Escuela de Salud Pública Wendie Robbins Fielding de UCLA, ha explicado a la BBC que los resultados muestran "una mejora significativa en los parámetros del esperma entre los hombres que consumieron nueces", en términos de concentración, vitalidad, movimiento, forma y anormalidades cromosómicas.
En cambio, añadió Robbins en declaraciones recogidas por Europa Press, "los hombres que no comieron frutos secos no vieron ningún cambio". Esto podría deberse, según ha explicado, a que los ácidos grasos que se encuentran en estos frutos secos favorecen el desarrollo del esperma.
La también autora del estudio Catalina Carpenter, del Centro de Nutrición Humana de la UCLA, ha añadido que "las nueces constituyen una fuente particularmente rica de ácido alfa-linolénico, una fuente de planta natural de ácidos grasos omega-3 que, se sospecha, pueden haber sido responsables de las mejoras que hemos observado".
El siguiente paso, según los autores, será trabajar con parejas que asisten a clínicas de fertilidad para determinar si el hecho de que los hombres con baja calidad de semen consuman más nueces genera mejores resultados para concebir.