Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La contratación a personas en riesgo de exclusión aumenta un 4,3% en el primer semestre de 2017, según Fundación Adecco

Fundación Adecco explica que, en los seis primeros meses del año, ha orientado a 9.915 desempleados en riesgo de exclusión, habiendo generado 3.070 empleos para ellos, lo que supone un 4,3% más que en 2016, cuando se generaron 2.943 puestos de trabajo.
La contratación a personas en riesgo de exclusión se ha incrementado un 4,3% en el primer semestre de 2017, según datos de la Fundación Adecco tras hacerse públicos los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) por parte del Instituto Nacional de Estadística (INE).
El perfil de estas personas que han encontrado un empleo es el de mujer, mayor de 45 años, con estudios elementales y que se ha integrado en el sector industrial a través de un contrato por acumulación de tareas.
Los colectivos a los que orienta Fundación Adecco son principalmente personas con discapacidad, mayores de 45 años parados de larga duración, mujeres con responsabilidades familiares no compartidas y/o víctimas de la violencia de género y otros colectivos en riesgo de exclusión (situaciones económicas muy precarias tras haber agotado todas las prestaciones, personas en riesgo de perder su vivienda, etc).
Según la directora de operaciones de la Fundación Adecco, Arancha Jiménez, "este incremento es un indicador muy positivo, pues se trata de personas que atravesaban situaciones muy críticas y que han logrado reconducir sus vidas a través del empleo".
"Sin embargo, no podemos dormirnos en los laurales, ya que, a pesar de la recuperación de la economía, el trabajo a realizar es aún de gran magnitud: nuestro mercado laboral continúa estigmatizando posiciones en función de datos sociodemográficos como el sexo o la edad. Sin embargo, no existen empleos para hombres o para mujeres, para jóvenes o mayores: sólo existen vacantes que exigen unas competencias y personas que las cumplen", añade.