Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El delegado del Gobierno destaca la "violencia" con la que han entrado los inmigrantes a Melilla

El delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, ha denunciado "la violencia con la que se han empleado los inmigrantes" durante la avalancha de este miércoles, hiriendo "a tres guardias civiles", al usar piedras y palos para evitar que se les interceptara.
En declaraciones a los periodistas, El Barkani ha subrayado "que los inmigrantes han sido especialmente violentos en la valla, lanzado piedras y usando palos" para impedir que la Guardia Civil les interceptara.
Sin embargo, ha admitido que una vez que accedieron a la ciudad y empezaron su carrera, ya dejaron de usar esos objetos contundentes. En este sentido ha aseverado que cuando se escondieron en las azoteas de algunas viviendas, como en un edificio donde se refugiaron 25 subsaharianos durante unas horas, "no usaron la violencia" con los que allí residían aunque ha admitido que al esconderse en zonas habitadas "despertaron la alarma entre los vecinos" de dichas edificaciones.
En un primer balance, el delegado ha indicado que se han producido cuatro heridos entre los inmigrantes y tres entre la Guardia Civil, pero en todos ellos sin gravedad aunque sí requirieron asistencia sanitaria. Estas incidencias se han registrado cuando 450 inmigrantes de origen subsahariano han intentado saltar la valla de Melilla en dos acciones durante la madrugada de este miércoles, una protagonizada por 300 indocumentados y otra por 15 de los que unos 60 han logrado pasar aunque el número podría aumentar a lo largo del día porque se dispersaron por la ciudad.