Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La delgadez de la Princesa Catalina, en el punto de mira

Kate Middleton durante la gala de los premios Bafta. Foto: GTREStelecinco.es
Lo que al principio fue un sueño convertido en realidad, parece haberse convertido en una dura lucha por tratar de ser la princesa perfecta. La publicación 'Life & Style' lleva a su portada a una escuálida Duquesa de Cambrigde que comienza a preocupar a su familia y a sus amigos.
La publicación señala que a pesar de que la joven es de constitución delgada, está sufriendo una situación de muchísimo estrés que le habrían costado ya bajar más de 2 kilos de peso. Las críticas hacia su marido y la extrema seguridad con la que vive ante las amenazas de secuestro que podría haber recibido, le están costando la salud a la mujer del Príncipe Guillermo.

La publicación recoge el testimonio de una fuente que está viviendo este drama en primera persona. Y es que la pérdida de peso que ha experimentado la Duquesa viene de lejos.

"Perdió dos tallas antes de la boda y le gustaba cómo le hacía sentir. No muestra señales de para con esta tónica y no deja de perder peso", recoge 'Life & Style'.

La preocupación ha llegado al entorno más cercano de la princesa: su familia y sus amigos. Su hermana Pippa está totalmente volcada en Catalina y al parecer, estaría llamándola hasta cinco veces al día sólo para saber qué y cuánto ha comido. El Príncipe Guillermo también parece estar cada vez más preocupado por el estrés y la pérdida de peso que está sufriendo su mujer.

El comportamiento de la Duquesa de Cambrigde ha cambiado y no son pocos los que buscan verla comiendo. Tal y como comenta la fuente: "Sus amigos siempre intentan que Catalina coma algo cuando está con ellos, pero ella lo ignora y lo rechaza... Cambia de tema de conversación y pone una excusa como que ya ha comido lo suficiente o que no tiene hambre".