Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los dentistas ven "preocupante" que Funnydent reabra sus clínicas y pide mecanismos que eviten situaciones similares

El Consejo General de Dentistas de España considera "preocupante" que las clínicas dentales Funnydent tengan previsto reabrir y continuar su actividad y reclaman a la Administración que ponga en marcha mecanismos de control para evitar que se repitan este tipo de situaciones.
El empresario que ha estado al frente de la gestión de este grupo de clínicas tiene un procedimiento judicial en marcha, por el que se le decretó prisión preventiva, tras haber dejado sin tratamientos a miles de pacientes en la Comunidad de Madrid y en Cataluña el pasado mes de abril.
En un comunicado, los dentistas muestran su apoyo a los profesionales y a todos los pacientes que se han visto perjudicados por el cierre repentino de esta cadena, pero exigen los "cambios normativos necesarios para que el control de la toma de decisiones de las clínicas dentales recaiga en los profesionales y no en personas totalmente ajenas" al sector sanitario.
Asimismo, reclama sistemas de prevención y garantías para evitar que se produzcan más escándalos en el sector. "Es totalmente necesario que exista la voluntad política de regular el sector dental en nuestro país para evitar que casos como el de Funnydent no puedan volver a repetirse en el futuro", ha destacado.
De hecho, recuerdan que esta situación propició que el Congreso de los Diputadas aprobara dos proposiciones no de Ley instando al Gobierno a tomar medidas para proteger a los pacientes, entre las que se encuentran la regulación de la publicidad sanitaria y la necesidad de establecer protocolos de actuación para que no se obligue a los pacientes a financiar o pagar de forma anticipada tratamientos que no han sido realizados.