Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los restos del tren pasan "en depósito" a Renfe ante la "imposibilidad" de que la Policía siga custodiándolos

El juez Luis Aláez, que instruye la causa por el accidente de Angrois, ha dictado este viernes una providencia en la que acuerda que los restos del tren accidentado pasen "en depósito" a Renfe ante la "imposibilidad" de que la Policía Nacional siga desempeñando las labores de "custodia".
Así, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, los restos del tren deberán permanecer en su ubicación actual por el momento, en la zona de A Escravitude, próxima a Santiago. Además, será Renfe la encargada de proporcionarles un "servicio de vigilancia" para asegurar su integridad.
Esta decisión se produce después de que la Policía Nacional comunicase la "imposibilidad" de "continuar con el servicio de custodia de los restos del tren accidentado" en el almacén en el que permanecen desde el suceso. Al mismo tiempo, el magistrado señala que ha "verificado" que los peritos actuados en la causa han "reconocido" ya el convoy.
Por ello, acuerda que los restos queden "en depósito de la operadora Renfe, con la imposición de mantenimiento de un servicio de vigilancia e imposibilidad de traslado hasta nueva decisión".