Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo derecho de paternidad impide despedir a los bolivianos que esperan un hijo

Los hombres bolivianos cuentan desde hoy con un nuevo derecho laboral de paternidad, por el que no podrán ser despedidos de sus empleos si sus parejas están embarazadas y al menos hasta que el bebé cumpla un año.
El presidente de Bolivia, Evo Morales, promulgó hoy en el Palacio de Gobierno de La Paz un decreto que garantiza la estabilidad laboral en el sector público o privado a los padres de familia.
Hasta ahora solo las mujeres se beneficiaban en Bolivia de esa prescripción, que además incluye la prohibición de bajas salariales o el cambio de área de trabajo en el periodo de embarazo y primer año de vida del bebé.
Morales firmó otro decreto que obliga a los hombres a someterse a un test genético de paternidad si una mujer los señala como el padre de un menor.
La ministra de Justicia, la quechua Celima Torrico, señaló que esta norma pondrá fin al abandono de hijos, una circunstancia habitual en zonas rurales donde, según dijo, los niños y niñas no cuentan con apellido paterno, lo que provoca su discriminación social.
El vicepresidente, Álvaro García Linera, destacó que ambas normas derivan de los derechos consagrados en la nueva Constitución que fue promulgada por Morales el pasado 7 de febrero y aprobada en referendo popular el 25 de enero.
Señaló que el primero, que prohíbe despedir de un trabajo a los hombres cuyas parejas estén embarazadas, contribuye a "cohesionar y desarrollar la familia" y el segundo defiende los derechos de los niños y de las mujeres con hijos.
El Ministerio de Trabajo se ocupará de hacer cumplir la primera norma sobre las varones con parejas embarazadas, mientras que el de Justicia hará lo propio con las pruebas genéticas para los hombres.
También en materia laboral, Morales promulgó hoy otro decreto que establece el aumento de sueldos obligatorio para 2009, que será de un 12 por ciento para el salario mínimo nacional, un "récord histórico" según el presidente Morales.