Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La dermatoscopia digital ayuda a realizar un seguimiento "fiable" de los lunares que pueden derivar en cáncer de piel

La dermatoscopia digital ayuda a realizar un seguimiento "fiable" de los lunares que pueden derivar en cáncer de piel, según ha informado el jefe del servicio de Dermatología de MD Anderson Cancer Center de Madrid, Alberto Conde Taboada, con motivo del Día Europeo contra el Cáncer de Piel.
En España, la incidencia de cáncer de piel se estima en aproximadamente 170 casos por cada 100.000 personas cada año. Una cifra que podría verse reducida si se adoptaran las medidas adecuadas en cuanto a prevención y diagnóstico precoz de esta patología.
"La mejor manera de prevenir el cáncer de piel melanoma y el cáncer de piel no melanoma (el subtipo más frecuente y también menos agresivo) es ser más estrictos con la exposición solar y evitar las quemaduras solares", ha recalcado.
Ahora bien, puntualiza, a pesar de su alta incidencia, el cáncer de piel detectado a tiempo se cura, siempre y cuando se acuda a tiempo a la consulta del médico. Por ello, ha recomendado acudir a un especialista en dermatología ante la aparición de un lunar que crece, que cambia de forma o de color o que sangra sin haberlo rascado previamente.
Finalmente, el experto ha destacado la fotografía digital como una técnica que ha supuesto un "importante" avance en el diagnóstico y seguimiento del cáncer de piel. "Con ella hemos conseguido grandes resultados en el seguimiento de las lesiones, al permitir almacenar imágenes con mayor facilidad y poder tener una mejor valoración sobre su evolución a lo largo del tiempo", ha zanjado.