Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos detenidos tras desarticular un prostíbulo que retenía a mujeres asiáticas en Algeciras (Cádiz)

Los agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Algeciras pertenecientes al equipo de delitos contra las personas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial han finalizado la 'Operación Sake' con la detención de dos personas por delitos relativos a la prostitución y trata de seres humanos en la localidad de Los Barrios (Cádiz).
Según ha indicado la Guardia Civil en una nota de prensa, la 'Operación Sake' se inició hace un año en un chalet de la urbanización Guadacorte de la localidad de Los Barrios (Cádiz), donde se averiguó que este domicilio correspondía con un lugar donde presuntamenete se ejercía la prostitución por mujeres de origen asiático y donde los contactos se establecían por Internet y mediante tarjetas de visita que proporcionaban a clientes.
Tras las investigaciones, la Guardia Civil averiguó que estas mujeres eran trasladadas desde distintos lugares hasta el domicilio en cuestión, donde permanecían en el interior del chalet por un tiempo no superior a un mes, no saliendo del mismo salvo que fuera en compañía de un hombre, pareja sentimental de la "madame", que también llevaba la seguridad del chalet.
Por ello, los Agentes del Equipo de Personas procedieron a la "explotación de la operación, dando como resultado la detención de la mujer de nacionalidad china quien presuntamente regentaba el negocio y que además se encontraba con una orden de expulsión del país, así como a otro hombre de nacionalidad española, cuya responsabilidad era la seguridad en el citado domicilio". También, se procedió a la identificación de las asiáticas que ejercían dicha labor en ese momento, un total de tres, de las cuales una resultó encontrarse en situación irregular en España.
Según las investigaciones realizadas, y tras las entrevistas realizadas a las víctimas y otros implicados, la Guardia Civil afirma que la detenida de nacionalidad china "se lucraba mediante el ejercicio de la prostitución de estas mujeres asiáticas, las cuales tenían que entregar parte de los beneficios que obtenían de la clientela diaria".
Finalmente, todos los implicados fueron puestos a disposición del Juzgados de Guardia Algeciras por supuestos delitos de prostitución y trata de seres humanos, salvo la mujer asiática que se encontraba en situación irregular, que fue trasladada al Cuerpo Nacional de Policía con el fin de que realizaran los trámites oportunos sobre su estancia en España.