Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 112 no descarta que las llamas de Robledo de Chavela hayan sido provocadas por un pirómano

El portavoz de emergencias del 112 de la Comunidad de Madrid, Javier Chivite Fernández, ha afirmado que el incendio de la localidad madrileña de Robledo de Chavela "podría estar originado por un pirómano".
La hipótesis que sostiene el servicio de Emergencias se debe a que tras el aviso recibido a las 11.30 de la mañana al 112 alertando de un incendio en la M-537, entre las localidades de Robledo de Chavela y Valdemaqueda, la dotación de bomberos que se trasladó al lugar encontró un "incendio múltiple", es decir, con varios focos activos.
En declaraciones a Europa Press Televisión, el portavoz de emergencias del 112 de la comunidad de Madrid, Javier Chivite Fernández, ha afirmado que hasta el momento "había cinco urbanizaciones desalojadas y también de manera preventiva dos residencias de ancianos".
Los 82 octogenarios se encuentran en el frontón de Robledo de Chavela atendidos "por un dispositivo sanitario preventivo de más de 20 dotaciones entre personal del SUMA, personal de la Cruz Roja y de protección civil", añadía el portavoz del 112.
Desde el servicio de emergencias desconocen cuando los desalojados podarán volver a sus casas.
Actualmente los efectivos que trabajan en la labores de control y extinción del incendio que afecta a Robledo de Chavela y Valdemaqueda pertenecen al cuerpo de bomberos de la comunidad de Madrid y de Castilla y León, además de brigadas forestales, medios aéreos del ministerio de Agricultura y Medio Ambiente ayudados por los miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME), haciendo un total de 400 efectivos.
En concreto, la participación de Castilla y León en las labores de extinción se centran en los helicópteros de Cebreros, Piedralaves y Puerto del Pico, así como en cuatro brigadas helitransportadas, una brigada de refuerzo, cinco autobombas, cuatro cuadrillas de tierra, cinco agentes medioambientales y un bulldozer.