Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El descubrimiento de las mutaciones en RAS suponen un paso más hacia la medicina personalizada en cáncer colorrectal

El descubrimiento de las mutaciones en RAS suponen un paso más hacia la medicina personalizada en cáncer colorrectal metastásico, según asegura el director del Laboratorio de Biología Molecular del Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona, el doctor Javier Hernández.
Así lo ha señalado el experto con motivo de la celebración en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid del 'XIV Congreso Internacional de la Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer' (Aseica), en el cual se ha subrayado que los nuevos biomarcadores en este tipo de cáncer "acercan la medicina personalizada".
A juicio del galeno, ésta está dando sus primeros pasos actualmente y, en cuestión de tan sólo unos años, "probablemente se convertirá en una herramienta esencial para lograr tratamientos más certeros". Por ello, destaca las mutaciones en RAS, "más allá de las mutaciones KRAS del exón 2 ya conocidas".
En este sentido, Hernández manifiesta que el papel de NRAS, como indicador predictivo negativo de respuesta a un anticuerpo monoclonal, "significa un empuje hacia la personalización de tratamientos de la que todo el mundo habla y que, a día de hoy, es estratificada".
Además, sostiene que cada uno de los fármacos que se vayan incorporando al arsenal terapéutico "tendrá que ir vinculado a biomarcadores", tal y como es la tendencia de los últimos que están apareciendo.
Así, destaca el reciente análisis sobre el biomarcador de panitumumab, comercializado por Amgen como 'Vectibix', y aparecido en la revista especializada 'New England Journal of Medicine'. Este es un estudio que supone un avance importante ya que, tras seis años de investigación, "se ha confirmado que otro miembro de la familia RAS confiere resistencia", asegura.
VENTAJAS IMPORTANTES
Por su parte, el jefe del Servicio de Anatomía Patológica del este mismo centro hospitalario catalán, el doctor Santiago Ramón y Cajal, expone que estas pruebas de diagnóstico molecular conllevan unas ventajas importantes "en el sentido de que se pueden evitar tratamientos innecesarios".
Para él, son genes mutados que activan la vía de señalización derivada de la membrana al núcleo a ribosomas, por lo que si se inhiben en superficie con anticuerpos, por ejemplo monoclonales contra el EGFR, "da igual el tratamiento".
Tal es así porque la señal "la siguen disparando ellos independientemente de que se bloqueé el receptor que está por encima". Por ello, el experto concluye que las ventajas "son claras" ya que, al menos, "sirven para discriminar una población que no se va a beneficiar de los tratamientos contra el EGFR".
Además, el especialista aseguran que estos nuevos tratamientos no sólo contribuirán a mejorar la supervivencia global y calidad de vida de los pacientes, "sino que constituirán un ahorro para el sistema". De hecho, alrededor de la mitad de los pacientes de cáncer de colón tienen alteración de estos gentes, por lo que "no son tributarios de recibir un tratamiento que es muy costoso y que, en esos pacientes, no será efectivo", declara.
Por último, y en cuanto a la disponibilidad en centros hospitalarios de los 'kits' necesarios para realizar estos test genéticos, sostienen que para el KRAS, como lleva ya desde el 2008 realizándose, la tecnología "ha ido evolucionando y existe una multitud de 'kits' comerciales.