Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diez detenidos por estafar 800.000 euros a más de un centenar de internautas

A los detenidos se les imputan delitos de falsificación documental, contra la salud pública, tenencia ilícita de armas y asociación ilícita, además de estafa. Vídeo: Informativos Telecincotelecinco.es
Otro de sus mecanismos para obtener identidades era la publicación en Internet de anuncios de falsas ofertas de trabajo y también creaba páginas de tiendas virtuales ficticias, donde exponían ofertas de productos que tampoco llegaban al comprador.
El grupo estaba perfectamente estructurado y el jefe coordinaba y controlaba permanentemente a todos los miembros, llegando a vigilarles de tal manera que "rozaban extremos de semiesclavitud", ha informado la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil.
Hasta el momento se han localizado setenta denuncias de particulares, pero la Policía cree que esta cifra se incrementará, ya que los agentes han identificado a más de un centenar de personas que habían realizado compras a los perfiles creados por la red en tiendas virtuales y portales de subastas.
Los correos "trampa" remitidos por la organización habían sido enviados desde un servidor alquilado a una empresa de "hosting" (alojamiento web), contratado con nombre falso y manejado de forma remota desde la red de telefonía móvil. Este servicio era pagado también fraudulentamente con una tarjeta de crédito australiana.
Con todas las identidades conseguidas mediante "phising" la red creaba perfiles de usuario en portales de subastas legales y ofertaba productos inexistentes a través de la Internet, efectos que eran abonados por los compradores y que nunca era entregados.
El grupo desmantelado disponía de un equipo de falsificación de todo tipo de documentos, con los que abrían cuentas bancarias, contrataban servidores, alquilaban pisos y contrataban dispositivos móviles de acceso a Internet o líneas de ADSL.
A los detenidos se les imputan delitos de falsificación documental, contra la salud pública, tenencia ilícita de armas y asociación ilícita, además de estafa. EPF