Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos de los detenidos por el incendio en el centro de menores de Granada deson adultos y pasan al Juzgado de Guardia

Los otros dos menores regresan al centro pero quedan en libertad vigilada
Dos de los cuatro jóvenes de nacionalidad marroquí detenidos por su supuesta implicación en el incendio registrado este lunes en el Centro de menores Ángel Ganivet pasarán a disposición del Juzgado de Instrucción número 7 de Granada, después de que se haya determinado a través de pruebas oseométricas que son mayores de edad.
Será el titular de este juzgado, en funciones de guardia, el que estudie los hechos y determine el grado de responsabilidad de estos jóvenes en el suceso, según ha informado a Europa Press fuentes de la Fiscalía.
Los otros dos implicados, que sí son menores, permanecerán en libertad vigilada como medida cautelar hasta que se resuelvan los hechos, según han añadido las mismas fuentes.
El siniestro se registró sobre las 14,00 horas del lunes en una de las habitaciones del centro, dependiente de la Junta de Andalucía. Allí supuestamente se prendió fuego a uno de los colchones, que fue sin embargo sofocado por el personal, sin que fuera necesaria la intervención de Bomberos, ya que, cuando llegaron, había sido extinguido.
El origen del incendio ha sido investigado por efectivos de la Policía Nacional, avisados de forma inmediata por los responsables del centro. Cuatro de los jóvenes que se encontraban en esos momentos en las instalaciones fueron trasladados a dependencias policiales en calidad de detenidos para aclarar lo ocurrido y allí han pasado toda la noche.
La Consejería de Salud y Bienestar Social ha señalado que tras lo ocurrido la situación en el centro es de "absoluta normalidad" y tanto los profesionales que realizan su labor en estas instalaciones como los menores residentes en las mismas se encuentran en buen estado.
La Junta de Andalucía "se encuentra en contacto continuo con los responsables del centro y a disposición tanto de los efectivos policiales como de la autoridad judicial para aportar la información que se requiera sobre el caso", indicaba este lunes en un comunicado.