Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los jóvenes detenidos por la presunta violación en Málaga "sólo se sienten seguros en casa", según vecinos y familiares

La juez archivó la denuncia al considerar que no está debidamente justificada la perpetración del delito
Los cinco jóvenes detenidos tras ser denunciados por la presunta violación de una chica en la Feria de Málaga, caso que ha sido archivado por la titular del Juzgado de Instrucción número 2 al considerar que no está debidamente justificada la perpetración del delito, "sólo se sienten seguros en sus casas" del barrio malagueño de La Corta.
Así lo ha trasladado el presidente de la Asociación de Vecinos Nueva La Corta, Juan Rodríguez, quien ha incidido en que, tras las críticas y las acusaciones, "están perdidos y asustados". "No pueden salir del barrio", ha advertido.
Rodríguez ha insistido en que los chicos "son ejemplares" y ha precisado que "verlos con la cabeza agachada es muy triste". "Me duele que venga de una persona de Málaga un fallo de esta magnitud, que ha recaído sobre los niños y sobre nuestra imagen, es muy duro", ha señalado.
En este sentido, ha apuntado a Europa Press que todo el barrio se ha sentido "perjudicado" y ha dejado claro que "los que vivimos en la zona condenaríamos una violación, fueran del barrio o de cualquier lugar"; sin embargo, ha subrayado, "el presidente conoce su barrio y conoce a la gente que vive en él".
"Estos chicos han sido condenados antes de tiempo por la sociedad, pero gracias a la verdad, a los testigos, a su inocencia y a su humildad, se ha hecho justicia", ha manifestado el representante vecinal.
Por su parte, un familiar de uno de los jóvenes que fue detenido ha secundado las palabras de Rodríguez y el apoyo que el barrio está dando a los cinco chicos: "se les hizo una fiesta para que supieran que todos creemos en su inocencia".
Además, ha añadido que, aparte de emprender acciones legales contra la joven de 20 años por denuncia falsa, también iniciarán medidas en el ámbito judicial contra los policías que atendieron a los chicos "por maltratarlos física y psicológicamente".
"Deberían haber cogido desde el principio las versiones de las dos partes", ha reclamado este familiar, considerando, en declaraciones a Europa Press, que "desde el principio ha habido prejuicios por ser de etnia gitana".
ARCHIVO
La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Málaga, encargada de este caso, decretó el pasado miércoles el archivo de la denuncia por la presunta violación de esta joven de 20 años el día 17 en el recinto ferial de Cortijo de Torres.
El archivo se produce una vez que las declaraciones de los implicados y de varios testigos y el análisis de las pruebas no demuestran que se haya cometido el delito denunciado.
La joven fue encontrada por agentes de la Policía Local en la calle Cuevas del Becerro, frente al auditorio municipal. La chica, aunque desorientada, facilitó la descripción de los cinco jóvenes presuntamente implicados --con diferente grado de participación--, asegurando, además, que uno de ellos había grabado todo lo sucedido con su teléfono móvil.
Finalmente, los agentes dieron con ellos: dos fueron localizados en las inmediaciones del recinto ferial, mientras que los otros tres se encontraban en la barriada de La Corta, de donde todos son vecinos.
Tras pasar a disposición judicial el pasado martes, la juez decretó la puesta en libertad con cargos de los tres jóvenes mayores de edad, imputándoles inicialmente los delitos de violación y robo con violencia, ya que, al parecer, la denunciante aseguró que le habían quitado el bolso y el teléfono móvil. Además, les impuso como medida cautelar una orden de alejamiento hacia la chica.
En cuanto a los dos jóvenes de 17 años, fueron enviados el pasado lunes a sendos centros de internamiento tras haber pasado a disposición de la Fiscalía de Menores.
La investigación, no obstante, continuaba abierta para esclarecer si se trató de una relación consentida o forzada. Finalmente, la magistrada decretó el pasado miércoles el archivo de las actuaciones contra los jóvenes.
A su salida el miércoles de la Ciudad de la Justicia, los tres chicos mayores de edad manifestaron que se encontraban "destrozados" por todo lo que había ocurrido y que les habían querido "destrozar la vida".