Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siete detenidos por retener a un matrimonio octogenario al que estafaron más de 300.000 euros

Agentes de la Guardia Civil han detenido a siete personas e investigan a una octava por retener ilegalmente a un matrimonio octogenario en varios domicilios de Cullera (Valencia) y estafarles más de 300.000 euros en propiedades y en metálico. A los ocho se les imputan delitos de estafa, apropiación indebida, detención ilegal, abandono de personas discapacitadas, falsificación de documento publico cometido por funcionario y administración desleal, según ha informado el instituto armado en un comunicado.
Los hechos se han desarrollado en el marco de la operación 'Parazita' en Cullera, Valencia y Benifaió, que se inició el pasado mes de noviembre, cuando una persona denunció la posible detención ilegal de un matrimonio octogenario durante la ausencia de su cuidador --ahora detenido-- por un ingreso hospitalario.
Desde el año 2013, el cuidador se hacia cargo del matrimonio estafado y cargaba en su cuenta numerosos gastos de índole personal, como recibos de móviles, facturas de viajes e incluso pagos de comunidad de sus propiedades.
A raíz de un ingreso hospitalario de esta persona, su expareja --ahora también detenida-- "aprovechó para trasladar a este matrimonio a otro domicilio con la excusa de que se encontraban abandonados". Los ancianos, un varón 81 años e impedido física y mentalmente, y una mujer de 83 años y con un deterioro cognitivo moderado, eran trasladados constantemente de un piso a otro para no ser localizados y poder apropiarse de sus bienes.
En estos domicilios "eran mal cuidados" por dos mujeres mientras la anciana era "convencida" de que uno de los nuevos cuidadores figurara como autorizado en sus cuentas bancarias. Así, comenzó "una nueva sangría diaria de 600 euros en cajeros automáticos y disposiciones en ventanilla de entre 1.500 y 3.000 euros, además de diversas facturas como más de 2.000 euros al mes en alquiler de vehículos.
INTENTARON VENDER SUS PROPIEDADES
Dos de los detenidos idearon el plan y retuvieron ilegalmente a los ancianos para su propio lucro, y contaron con dos empresarios de la construcción para la venta de dos propiedades que los ancianos tenían en Cullera y Pego. Para la comisión de estos hechos contactaron con una notaria que permitía esas escrituras pese a la evidente incapacidad de obrar de las personas estafadas.
Estas personas llegaron a estafar dos propiedades valoradas en 200.000 euros y la extracción de 100.000 euros en metálico de cajeros automáticos y en las ventanillas del banco, así como diversos gastos que tenían domiciliados en las cuentas bancarias de los estafados.
Los agentes localizaron al matrimonio estafado en un domicilio de Valencia, donde vivían en "pésimas condiciones higiénicas y de salubridad", por lo que fueron trasladados al hospital y Servicios Sociales de la Generalitat Valenciana se hizo cargo de ellos.
Por estos hechos, se ha detenido a siete personas y una está siendo investigada --cinco hombres y tres mujeres, de nacionalidad española y lituana-- por su implicación en diferente grado en los delitos de estafa, apropiación indebida, detención ilegal, abandono de personas discapacitadas, falsificación de documento publico cometido por funcionario y administración desleal. Las diligencias han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción nº 1 de Sueca.