Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El diagnóstico precoz y los avances terapéuticos han permitido disminuir la mortalidad en el cáncer de tiroides

El diagnóstico precoz y los avances terapéuticos han permitido disminuir la mortalidad en el cáncer de tiroides, según han informado diversos expertos en un encuentro organizado por Sanofi Genzyme y que ha contado la asistencia de unos 100 endocrinólogos y médicos nucleares de toda España.
"En estos momentos la batalla más importante contra el cáncer se está librando en la arena de la biología molecular. Llegará un momento en que seremos capaces de tratar células enfermas, no pacientes con tumores", ha comentado el coordinador del área de conocimiento del tiroides de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), Juan Carlos Galofré.
Del mismo modo se ha pronunciado la presidenta del Grupo de Trabajo de Endocrinología de la Sociedad Española de Medicina Nuclear e Imagen Molecular (SEMNIN), Montserrat Estorch, quien ha informado de que el avance "más destacado" en el ámbito del cáncer de tiroides es de poder disponer de la TSH recombinante humana ('Thyrogen') tanto para el seguimiento como para la preparación para el tratamiento del paciente con cáncer de tiroides.
2.000 NUEVOS CASOS CADA AÑO
Y es que, a pesar de la baja representatividad de este tipo de cáncer, que es de sólo un 1 por ciento en comparación con el resto de tumores malignos, los especialistas trabajan día a día para mejorar el manejo en el abordaje de una enfermedad en la que cada año se diagnostican aproximadamente 2.000 nuevos casos, con una mayor incidencia en mujeres que en hombres.
Asimismo, durante el encuentro también se ha puesto de manifiesto las diferencias y similitudes existentes en el manejo del paciente con cáncer de tiroides según la guía europea o la americana. "La guía americana, de reciente publicación, presenta algunos puntos diferenciales con la europea. Sin embargo, en España trabajamos en un contexto más acorde con la guía europea y creo que eso lo debemos de tener muy en cuenta", ha enfatizado Estorch.
Finalmente, Galofré ha destacado la importancia de adaptar con precisión el tratamiento que precisa cada enfermo a la agresividad de su cáncer. "Ello probablemente necesitará un diagnóstico molecular más exacto que sea capaz de identificar las dianas terapéuticas. Un diagnóstico más preciso permitirá amoldar mejor el tratamiento a las necesidades del paciente. Los tratamientos futuros se dirigen hacia las soluciones que se aproximen a la medicina de precisión", ha zanjado.