Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La diócesis irlandesa compensa con 8 millones de euros por abusos a menores

La diócesis de Ferns, al sur de Irlanda, ha pagado hasta la fecha más de 8 millones de euros para compensar los abusos sexuales cometidos por clérigos católicos contra menores, confirmaron hoy fuentes eclesiásticas.
Según reconoció el obispo de Ferns, Denis Brennan, la diócesis ha "llegado a un acuerdo, fuera de los tribunales, con 46 demandantes para pagar un total de 8.120.775" euros.
Brennan explicó este lunes durante la presentación de las cuentas de la diócesis que el dinero de las compensaciones procede de los "recursos" de su propia jurisdicción, así como de una póliza de seguros contratada para hacer frente a estos pagos y de un "fondo central" de la Iglesia católica de Irlanda, conocido como el "Stewardship Trust".
Casi un 10 por ciento de esa cantidad, unos 800.000 euros, fueron destinados al tratamiento médico y psiquiátrico de los sacerdotes implicados en abusos, lo que para las autoridades eclesiásticas representa una "inversión de futuro para la protección del menor".
En su presentación, Brennan expresó su "profunda gratitud" hacia las otras diócesis de la isla por el "tangible apoyo que han ofrecido y por su continua asistencia en la recaudación (de dinero) desde el Stewardship Trust para hacer frente a las demandas".
"Quiero recordar a toda la gente que sufre ahora en nuestras comunidades y a la que está asustada. Mi objetivo no es provocar más miedo, sin embargo, hay gente que se crea sus propios problemas cuando no los aborda", afirmó el prelado.
En 2006, un informe elaborado por la Iglesia católica irlandesa reveló la existencia de más de cien casos de abusos sexuales de menores cometidos en Ferns durante 1962 y 2002 por 21 sacerdotes, algunos de los cuales trabajan o trabajaron en algún momento en la de Dublín.
El documento analizó también la respuesta de la Iglesia a las acusaciones de abusos presentadas por las víctimas durante los últimos 40 años y criticó la actuación de la Policía Nacional (la Garda), cuyas investigaciones fueron "inadecuadas".
Entonces, los expertos afirmaron que esa situación era sólo la punta del iceberg.
Por ese motivo, desde 2003 la diócesis de Dublín ha invertido 2,5 millones de euros en servicios de protección del menor, que incluyen seguros especiales para hacer frente a las compensaciones económicas y los gastos legales.