Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 74% de los hombres que padecen disfunción eréctil reconocen que se encuentran estresados

El 74 por ciento de los hombres que padecen disfunción eréctil han reconocido que están estresados, por lo que el estrés incide directamente en la salud sexual de los hombres y en la calidad de sus erecciones según un experto del Boston Medical Group.
"La vuelta al trabajo puede motivar situaciones de tensión que pueden ser muy perjudiciales. Los hombres que tienen profesiones de mucha responsabilidad y tendencia a sufrir ansiedad y estrés constante tienen más riesgo de padecer una disfunción eréctil. Además, normalmente estos profesionales llevan una vida sedentaria y hacen poco ejercicio físico, suelen tener malos hábitos alimenticios y, en el caso de los fumadores, abusan más de la nicotina", ha asegurado el director médico del Boston Medical Group, José Benítez.
El estrés provoca un incremento de la tensión, del estado nervioso y de las preocupaciones, por lo que deriva en un aumento de segregación de adrenalina en el organismo. De esta forma, la adrenalina actúa como un potente vasoconstrictor que hace que se reduzca la capacidad circulatoria. Por tanto, la erección, al tratarse de una respuesta vascular que se consigue cuando los vasos cavernosos del pene se llenan de sangre, puede verse afectada por este exceso de adrenalina continuado.
Sin embargo, el mantenimiento de una vida sexual sana puede ayudar a la relajación además de beneficiar al organismo ya que durante el coito se acelera el ritmo cardiaco de forma sana y mejora el estado general de las arterias. "La liberación de la encima superóxido dismutasa que se produce al mantener relaciones sexuales ayuda a eliminar las encimas tóxicas que produce nuestro organismo con el estrés, de manera que ayuda a las personas a reducir sus niveles de ansiedad, y previene un envejecimiento prematuro de nuestro organismo", afirma el doctor Benítez.