Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al cambadés herido grave de bala le dispararon con dos armas distintas, según el subdelegado del Gobierno en Pontevedra

El subdelegado del Gobierno en Pontevedra, Delfín Fernández Álvarez, ha afirmado este martes que al vecino de Cambados, Adolfo Ch.A., al que le dispararon tres tiros a la puerta de su casa, fue tiroteado "con dos armas distintas".
El individuo herido, un marinero cambadés de 42 años, "presentaba tres orificios y, por lo tanto, tres impactos de bala y, de momento, se ha comprobado que fueron realizados con dos armas diferentes", ha subrayado el subdelegado.
Delfín Fernández ha considerado que ante los antecedentes policiales de la víctima "la hipótesis más verosímil es que este suceso tiene que ver con el entorno del narcotráfico", pero entre las pesquisas para esclarecer el móvil de esta agresión "no se descarta ninguna hipótesis", ha añadido.
También el subdelegado ha afirmado que trabaja la Policía Judicial de la Guardia Civil en la investigación. "No me corresponde a mi dar más datos de los que hay encima de la mesa", ha insistido. En todo caso, Delfín Fernández ha dicho que "no parece que quienes le llevaron al hospital tengan que ver algo con la agresión, aunque también han sido interrogados".
Así se refirió el subdelegado a las personas que encontraron a Adolfo Ch.A. malherido en un galpón de su propiedad a unos 200 metros de su vivienda, en Oubiña (Cambados).
NO HAY DETENIDOS POR EL MOMENTO
Adolfo Ch.A. fue trasladado al Hospital de O Salnés por dos personas, que le dejaron en el área de Urgencias y se marcharon sin identificarse. El individuo ingresó en estado grave en el hospital arousano, tras lo que fue derivado al complejo hospitalario compostelano. A los médicos les preocupaba especialmente los daños producidos por una de las balas en el hígado.
Por el momento, según ha precisado el subdelegado, "no constan detenciones" por estos hechos y ha señalado que en el lugar donde se encontró al herido la Guardia Civil "no halló armas de fuego".