Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los segundos test del ébola a la hermana Juliana dan negativo

Mientras la religiosa Juliana Bohi sigue en observación, el centro recupera poco a poco la normalidad. La habitación que ocupó durante 5 días Miguel Pajares ya ha sido completamente descontaminada. La seguridad en el entorno está garantizada al 100 por cien, según comunica el propio hospital. El personal que le atendió solo tiene que vigilar su temperatura durante 21 días y alertar si sube a más de 38. No son necesarios más análisis porque los trajes y las mascarillas les aislaron de un posible contacto con fluidos del paciente. Lo explican los expertos en enfermedades infecciosas, que hoy han querido tranquilizar a la sociedad española. La mejor manera de frenar un contagio en Europa es frenar la evolución de esta enfermedad es en origen.  La ayuda a los países afectados es la clave.