Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esperanzas en el nuevo medicamento experimental contra el Ébola

Nunca se había probado en humanos. Pero que Ken Brantly y Nancy Wrietevol,  misioneros estadounidenses llegaran repatriados y enfermos por el Ébola, hizo saltar los protocolos. Hace días que han recibido  el fármaco experimental ZPApp y, no parece que hayan empeorado. La esperanza terapéutica es un cóctel de tres anticuerpos monoclonales, obtenidos de ratón y humanizados. Se fabrican infectando plantas de tabaco, encargadas de producir las proteínas que pueden a bloquear el virus Ébola. A evitar que mute y se esconda. Se queda marcado y a merced del sistema inmunológico. Este sistema de producción permitiría fabricar el fármaco en grandes cantidades a menor coste. Sólo cuando el beneficio potencial es superior al posible riesgo, se autoriza el uso en humanos, sin ensayo clínico. Por eso el religioso Miguel Pajares también lo está recibiendo.