Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El comité de empresa del CNIO acuerda 31 bajas voluntarias para evitar que haya despidos

El Patronato del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha aprobado este martes el acuerdo final alcanzado con el comité de empresa de esta institución en virtud del cual se suprimirán 31 puestos de trabajo mediante bajas voluntarias, sin necesidad de llegar a los 64 despidos previstos inicialmente en el Plan de Viabilidad del centro.
El objetivo de dicho plan era garantizar la actividad científica de este organismo y equilibrar las cuentas a partir de 2014 con un ahorro de 2,5 millones de euros, tal y como aprobó el Patronato el pasado mes de julio.
Sin embargo, y aunque el plan inicial contemplaba 64 despidos, el proceso de negociación entre la dirección del centro y los representantes de los trabajadores ha evitado finalmente los despidos y ha permitido reducir a más de la mitad la supresión de empleos.
El proceso recoge medidas de ajuste paralelas, como reducciones voluntarias de jornada y salario o el incremento de los gastos que se cubren con cargo a los proyectos de investigación, entre otras, y que se irán poniendo en marcha a lo largo de los próximos meses.
La secretaria de Estado de I+D+i y presidenta del patronato del CNIO, Carmen Vela, ha afirmado que estas medidas "garantizan la calidad y sostenibilidad del centro", que en 2013 ha conseguido el hallazgo del año en medicina regenerativa según 'Nature Medicine' y ha firmado un importante acuerdo con Merck para el desarrollo de nuevos fármacos, entre otros logros.
Por su parte, la directora del CNIO, María Blasco, ha explicado que en un futuro cercano el crecimiento del centro deberá ser "paulatino y sostenible en el tiempo", al mismo tiempo que ha subrayado que la institución y sus investigadores seguirán "comprometidos con la ciencia de excelencia y con el avance de los tratamientos contra el cáncer".
La ejecución del Plan de Viabilidad ha sido supervisado por el Comité de Seguimiento, formado por expertos del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación y patronos privados. Este Comité comprobará que los ingresos y gastos evolucionan como está previsto en el Plan e informará a la Comisión Delegada del Patronato.