Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos de los ladrones que entraron en casa del empresario Jordi Comas siguen en paradero desconocido

El asalto lo llevaron a cabo dos bandas con 'modus operandi' distintos
Dos de los ladrones que el 18 de noviembre de 2012 entraron en casa del presidente de la patronal FOEG, Jordi Comas, y que acabó con la muerte del empresario gerundense, siguen en paradero desconocido y con una orden de captura internacional.
En una comparecencia ante los medios, el jefe de investigación de los Mossos en Girona, Josep Monteys, ha explicado que el asalto lo llevó a cabo una banda de marroquíes de la zona del Baix Empordà (Girona) ayudados por una de albaneses de Barcelona.
Las dos personas en busca, autores materiales del asalto y que están fugadas de la justicia, tienen una orden internacional de detención, pero Monteys confía en que habrá "más detenciones y más órdenes de captura".
Monteys ha dicho que pudieron relacionar las dos bandas gracias "al rastreo de teléfonos móviles", pese a que en principio no había relación entre ambas bandas, ya que la forma de actuar de unos y otros era muy diferente.
El jefe de investigación en Girona ha comentado que "no ha habido una pista clave" si no que han sido el conjunto de pistas las que han llevado a la resolución del caso tres años y medio después del crimen.
A CAMBIO DE DINERO
Monteys ha explicado que los asaltantes ya intentaron entrar en casa de Comas unos días antes y que al ser descubiertos por la víctima huyeron, pero volvieron ayudados por la banda de albaneses especializados en robos silenciosos que facilitaron la entrada en la casa a cambio de dinero.
El hallazgo de un coche robado por esta banda con huellas dactilares dentro fue clave para vincularles con el asalto y así se pudo seguir la pista hasta encontrar a varios de los detenidos.
RAPIDEZ DE LA OPERACIÓN
Monteys ha explicado que la operación se llevó a cabo el pasado martes, ya que era el día en el que más sospechosos estaban localizables y así "se aprovechó para intervenir" por sorpresa.
Por último, ha agradecido la colaboración ciudadana que "ha ayudado mucho" en la detención, ya que ha aportado información valiosa a los Mossos de Esquadra en la investigación.