Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La enfermera agredida en China sigue "estable" y su familia busca su traslado a un hospital internacional

Trabajadores del aeropuerto de Guangzhou le donan dinero como muestra de "solidaridad" por lo ocurrido y para ayudar a costear su ingreso
La enfermera jiennense Irene Simón Donaire, que este lunes resultó herida de gravedad tras ser agredida por un desconocido cuando se encontraba en el aeropuerto de la ciudad china de Guangzhou, permanece "estable" en el centro en el que está ingresada desde que ocurrieron los hechos, mientras su familia estudia la manera de trasladarla a un hospital internacional del país asiático.
Así lo ha señalado a Europa Press su hermana, Verónica Simón, que también ha confirmado que su familia mantiene la intención de lograr que Irene sea trasladada a España para terminar en este país su convalecencia, si bien ha aclarado que, en todo caso, hasta "al menos dentro de una semana" no se podrá materializar ninguna de ambas opciones, ya que la enfermera tiene que permanecer "totalmente inmóvil" durante "unos seis días", según le han indicado los médicos que la atienden, para evitar que "pierda lo que ha ganado hasta ahora".
En ese sentido, Verónica ha recordado que a Irene le han implantado un injerto en su mano derecha toda vez que, como consecuencia de la agresión, sufrió la amputación de una falange, y cualquier traslado podría perjudicar esa intervención.
La hermana de la enfermera agredida ha justificado el deseo de su familia de trasladarla a un hospital internacional aludiendo a la mejor atención que, según tienen entendido, recibiría en un centro de esas características respecto al que se le está aplicando donde está ingresada actualmente, y además, aunque también tendrían que "pagar dinero" por ello, el coste "se reduciría".
Al hilo de ello, Verónica Simón ha recordado que su familia está teniendo que desembolsar "unos 20 euros todos los días simplemente para que vaya una enfermera a verla", de modo que "el que le den de comer o la aseen hay que pagarlo aparte", ya que "así es cómo funciona la sanidad china, no le ocurre sólo a mi hermana", según ha aclarado.
Además, Irene permanece acostada "en una especie de tatami, no en un colchón", de forma que está "incómoda, porque, al estar inmovilizada, todo el peso recae sobre las heridas que padece en la cabeza", ha apuntado Verónica.
Respecto a la posibilidad de trasladarla a España en un avión medicalizado, y una vez que desde el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación han aclarado a Europa Press que el Estado no pagaría dicho servicio, la hermana de Irene ha explicado que actualmente su familia estudia la posibilidad de contratar los servicios de la empresa privada DKV, que, según ha explicado, ofrece ese tipo de prestaciones.
Y es que, aunque la compañía aérea con la que iba a volar a España el día en el que fue agredida "le ha garantizado que puede utilizar ese billete cuando lo necesite", podría pasar "mucho tiempo" antes de que Irene pueda subirse "a un avión comercial", según ha recordado su hermana, debido a las heridas que sufre.
DONACIÓN DEL AEROPUERTO
"El traslado de mi hermana a otro hospital es totalmente necesario", ha subrayado Verónica, que, no obstante, ha puntualizado que Irene está actualmente "bien atendida, pero previo pago", algo que lamenta, porque lo que su familia persigue es que ésta recibiera "el mismo trato que un ciudadano chino al que le hubiera ocurrido lo mismo tendría en España".
Por otra parte, ha señalado que trabajadores del aeropuerto de Guangzhou, donde se produjo la agresión por la que resultó herida su hermana, han hecho entrega a Irene de una cantidad de dinero que han recaudado "en solidaridad" por lo ocurrido y para "ayudarle a costear" su ingreso hospitalario, un gesto que Verónica ha querido destacar.