Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los españoles toman más alimentos saludables que el resto de los europeos

Los españoles toman más alimentos saludables que el resto de los europeos, según un estudio realizado por Herbalife en colaboración con la experta del The Northern Ireland Centre for Food and Health (NICHE), la psicóloga Bárbara Stewart-Knox. Aunque el estrés "nos hace comer más", señalan desde esta compañía global de nutrición.
Así al menos se ha evidenciado en este estudio sobre la relación entre el estrés y la elección de alimentos. Y es que, entre dos y cinco españoles comen entre horas, pero "mantienen un equilibrio adecuado entre el picoteo saludable y el no recomendado".
De este modo, en España se elige de la misma manera fruta fresca y nueces que patatas fritas o chocolate. Sin embargo, el hecho de que los ciudadanos de países con grandes economías presenten condiciones de trabajo "altamente estresantes", está repercutiendo que se cree el denominado trabajador 'snack'.
En este sentido, los expertos de Herbalife definen a este último como el que "está constantemente picoteando en su puesto de trabajo y no siempre de forma saludable". Por ello, se concluye que "existe una fuerte relación entre el alto estrés de los trabajadores de la Unión Europea y el incremento de la ingesta de alimentos poco saludables y altos en grasas, azúcares y sal".
LOS BRITÁNICOS SON LOS QUE PEOR COMEN
Para llegar a esta sentencia, los investigadores se ha valido de una muestra de 4.980 trabajadores de España, Reino Unido, Francia, Alemania e Italia. Tras ello, se ha observado que los británicos son los más estresados (32%), los que más toman 'snacks' entre horas (55%), y los que más 'snacks' no saludables toman por semana (7,85 unidades).
En cuanto a la extrapolación de estos datos a España, se advierte que el 23 por ciento de los trabajadores padece de estrés, lo que provoca que un 39 por ciento consuma 'snacks' entre horas. Sin embargo, el número de alimentos de este tipo, pero no saludables, que son ingeridos por cada ciudadano no llega a siete (6,9).
Todo ello genera en la doctora Stewart-Knox el pensamiento de que aquellos grupos con mayor estrés laboral "pueden correr el riesgo de sufrir problemas nutricionales y de salud en general". Por su parte, el experto en nutrición Miguel Toribio-Mateas advierte de que "si no se trabaja colectivamente en la reducción del estrés, "Europa tendrá problemas para retroceder en la epidemia de salud pública causada por el aumento de la obesidad".