Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

No hay mejor día que el de San José para iniciarse en la paternidad

Víctor celebra el día del padre por los pelos. Su primer hijo ha nacido por horas en el día de San José, y ya no se separa de él. Y del que por su destreza cuidándolo parece que lleve años haciéndolo. Hasta la suegra presumen de yerno, y cambiando los primeros pañales de Gonzalo nos encontramos a Miguel Jesús. De primeras, el recién nacido lo extraña, pero al segundo reconoce que está en los mejores brazos. De las habitaciones al pasillo. La familia de Darío podrá celebrar el día del padre en casa, aunque Manuel con la emoción del momento había olvidado hasta el día que era. Para ellos ninguno superara al que ya llevan en sus brazos, y que la vida les ha regalado.