Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los estudiantes anti Bolonia declaran una tregua hasta después de Semana Santa

Después de una semana de intensificación de las movilizaciones, alimentadas por la violenta actuación policial tras el desalojo de estudiantes de la UB, los estudiantes contrarios al llamado Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) han decidido parar para coger aire y examinar bien los pasos siguientes.
"La manifestación de anoche fue un éxito rotundo y demuestra que cuando queremos tomar la calle podemos hacerlo con calma. Pero ahora tenemos que estudiar cómo encarar el período que se abre tras la Semana Santa", ha explicado el portavoz del Sindicat d'Estudiants dels Països Catalanas, Arnau Mallol.
Los estudiantes antiBolonia tienen claro que la "lucha por una universidad pública" continuará, lo que pasa, desde su perspectiva, por conseguir la paralización del proceso de adaptación al EEES.
Tras el paréntesis de Semana Santa, el SEPC asegura que el movimiento antiBolonia volverá con más fuerza porque en las últimas semanas se han hecho más visible el apoyo de parte del profesorado universitario y del personal de administración y servicios.
Se retoman las clases
Fuentes de la Universidad de Barcelona (UB) han informado de que Filosofía y Geografía e Historia han podido retomar las clases ante la ausencia esta mañana de los piquetes que habían impedido la entrada los dos últimos días en este campus del Raval. La decisión de permitir la reanudación de las clases fue tomada ayer por la asamblea de estudiantes de este campus.
Al mismo tiempo, una brigada de limpieza de la universidad está procediendo a borrar las pintadas realizadas por los estudiantes y devolver el campus a su situación normal.
Multitudinaria marcha por la Ciudad Condal
La normalidad relativa ha vuelto a los campus universitarios catalanes tras la jornada de paro convocada ayer por las organizaciones estudiantiles anti Bolonia, que no tuvo mucha incidencia en las aulas, aunque , según la Guardia Urbana, a la calle en Barcelona en una manifestación que, contra pronóstico, se desarrolló sin incidentes. sí sacó a más de 5.000 personas
La previsión inicial de manifestarse por las Ramblas hacia la plaza de Sant Jaume, sede de la presidencia de la Generalitat, fue alterada en el último momento por los estudiantes, ante el gran despliegue policial para impedir este recorrido. De forma sorprendente la manifestación cambió de recorrido y se dirigió por el Eixample hasta la plaza de Sants.