Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unos 500 familiares de las víctimas del avión de Germanwings conmemoran el I aniversario

Piden mejorar la seguridad aérea para evitar tragedias similares
Unas 500 personas han asistido este miércoles al homenaje en el Aeropuerto de Barcelona a las víctimas del vuelo de Germanwings Barcelona-Düsseldorf estrellado en los Alpes el 24 de marzo de 2015 y donde murieron 150 personas, 50 de ellas españolas.
Al acto, iniciado a las 10.00 y simultáneo con otro en el Aeropuerto de Düsseldorf, han asistido los presidentes de la Generalitat y del Gobierno, Carles Puigdemont y Mariano Rajoy; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la ministra de Fomento, Ana Pastor; la delegada del Gobierno, Llanos de Luna; el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, y los consellers Raül Romeva, Neus Munté, Antoni Comín y Jordi Jané, entre otras autoridades.
La presidenta de la Asociación de Afectados del vuelo Germanwings 9525 --entidad que ha organizado el acto--, Silvia Chaves, ha agradecido el apoyo de las autoridades y "en especial del fiscal, por su transparencia".
Ha pedido evitar que se repita una tragedia igual: "Queremos evitar que otras familias pasen por esta terrible situación", como también han dicho Puigdemont y Rajoy en sus posteriores discursos, en los que han defendido tomar medidas para que no pueda repetirse un accidente así, ya que el copiloto tenía problemas psicológicos y estrelló el avión.
Ambos presidentes han destacado también la reacción de los profesionales a la hora de reaccionar a la tragedia, que se produjo el 24 de marzo de 2015.
En declaraciones posteriores a los periodistas, Silvia Chaves ha añadido que es necesario mejorar las medidas de seguridad y hacer seguimientos psicológicos de pilotos y otros profesionales del sector aéreo, para lo cual ha pedido el apoyo de los gobiernos.
Representantes de los equipos de asistentes sociales, policía y servicios médicos que trabajaron en el accidente han recordado la tragedia y han transmitido su pésame a los familiares y amigos de las víctimas.
La representante de los asistentes sociales, Montse Mas, ha recordado que la intensidad emocional fue muy elevada: "Fueron muchos los diferentes escenarios que iban dibujando una estela de dolor insuperable. No negábamos nuestras emociones; las regulamos".
EMBAJADOR DE FRANCIA
El embajador de Francia en España, Yves Saint-Geours, se ha mostrado orgulloso por la reacción del pueblo de los Alpes cuando ocurrió el accidente y también siente "mucha admiración por todos los servicios de aquí, que apoyaron y ayudaron a las familias", y por la solidaridad de los gobiernos y de los pueblos, ha dicho.
Después de los discursos, las autoridades han participado en las ofrendas florales institucionales, que han hecho momentos antes de guardar un minuto de silencio.