Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 4.000 farmacéuticos aconsejan sobre el uso de plantas medicinales para algunas alteraciones nerviosas

Más de 4.000 farmacéuticos de toda España están participando en una campaña para promover el uso responsable y adecuado e informar sobre los medicamentos tradicionales a base de plantas para alteraciones nerviosas como el insomnio ocasional, el estrés y la depresión leve.
Para ello se desarrollarán sesiones formativas en las farmacias en las que los profesionales instruirán a los ciudadanos. Esta acción, que durará hasta marzo, es la segunda etapa de una campaña sanitaria que cuenta con la colaboración de Laboratorios Arkopharma. La primera fase abordó la fitoterapia (tratamiento de enfermedades a base de plantas) en alteraciones digestivas más comunes, esta segunda se encarga de las alteraciones nerviosas, y la última se encargará de la fitoterapia en control de peso.
Diversos estudios estiman que entre un 25 y un 35 por ciento de la población ha padecido insomnio ocasional acompañando al estrés de situaciones vitales. El uso de algunas plantas medicinales en estas situaciones resulta útil para su tratamiento. La pasiflora, la amapola californiana, la valeriana, la melisa, la lavanda, el espino blanco y el lúpulo son algunos ejemplos.
En cuanto al estrés, es una alteración física o psíquica producida por exigir al organismo un rendimiento superior a lo normal. Algunas de las plantas medicinales que ayudan en este caso es la raíz de ginseng o la de eleuterococo cuando, además, hay sobrecarga o fatiga. Lavanda, valeriana o lúpulo están indicadas para síntomas moderados de estrés asociado a ansiedad.
En los casos de depresión leve, las plantas pueden ayudar a mejorar los síntomas por su actividad antidepresiva. Es el caso del hipérico o hierba de San Juan que contiene hipericina, un principio activo que actúa provocando un efecto global de la normalización de los neurotransmisores implicados en la modulación del humor, contribuyendo al equilibrio emocional.
Los medicamentos de plantas medicinales dispensados en farmacia reúnen las mismas garantías de calidad, seguridad y eficacia que cualquier otro medicamento, y están autorizados por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. La farmacia como establecimiento sanitario y el farmacéutico como profesional de la salud garantizan el uso responsable de los medicamentos, que incluye los medicamentos tradicionales de plantas medicinales.