Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los farmacéuticos se ofrecen para ayudar a detectar casos sospechosos de ébola e informar a la población

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos ha ofrecido su colaboración a las autoridades españolas en la estrategia contra la propagación del ébola en España, ya que entienden que pueden desempeñar un "importante papel" en la prevención de la enfermedad, la detección de casos sospechosos e informar y educar a los ciudadanos.
La profesión farmacéutica, que se encuentra reunida en Córdoba con motivo del XIX Congreso Nacional Farmacéutico, ha ofrecido su red asistencial de 22.000 farmacias comunitarias ya que "son puntos estratégicos de información, prevención y educación sanitaria a los ciudadanos".
"Los farmacéuticos pueden desempeñar un importante papel en la prevención de la enfermedad, la detección de los casos sospechosos y la derivación oportuna a los servicios sanitarios, de acuerdo con los protocolos establecidos", han defendido.
Asimismo, ha resaltado la labor que pueden jugar en las actividades formativas e informativas, así como en las políticas de Salud Pública, que se promuevan desde las administraciones.
Por otro lado, han celebrado la recuperación de Teresa Romero y le han deseado la "pronta vuelta a la normalidad" del resto de personas actualmente ingresadas en centros hospitalarios, y han querido rendir un "merecido homenaje" a los farmacéuticos comunitarios de Sierra Leona víctimas de la infección por ébola, ya que son "ejemplos de consecuencia profesional y de vidas dedicadas a una atención asistencial permanente al paciente".
Los farmacéuticos han reconocido también la labor que están desarrollando los profesionales sanitarios españoles, así como los de los países más afectados por la enfermedad, por su "trabajo incansable" para combatir la epidemia transmitida "aun a costa de exponer sus propias vidas".