Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las farmacias catalanas pierden un 10% de empleos y gastan 8 millones en financiarse

La facturación ha disminuido un 35% entre 2009 y 2012
Las farmacias catalanas han perdido durante el último año cerca del 10% de los 12.000 empleados que tenían y han gastado más de 8 millones de euros al solicitar créditos bancarios para financiarse ante los retrasos en los pagos del Govern, en un contexto de recortes sanitarios enfocados al sector de los medicamentos.
En una entrevista de Europa Press, el presidente del Consejo de Colegios Farmacéuticos de Catalunya y del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona, Jordi de Dalmases, ha precisado que dicha cantidad se extrae de los intereses al 6% que se han visto obligados a pagar para hacer frente a los préstamos bancarios.
De Dalmases ha señalado que el colectivo está viviendo situaciones "nunca vistas" con anterioridad, como es que cinco farmacias de la provincia de Barcelona hayan informado de su cierre voluntario en las últimas semanas.
Dichos cierres, motivados en su mayoría por la imposibilidad de hacer frente a inversiones realizadas, están relacionados con el hecho de que la facturación de las farmacias ha caído un 35% entre el 2009 y el 2012, según los datos que manejan los colegios.
De Dalmases ha explicado que cerca del 80% de lo que cobra una farmacia a los pacientes se destina a pagar a proveedores, por lo que cuando se produce un retraso en el pago por parte del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) el sistema "tiembla".
"Lo último que nos faltaría ahora mismo sería no cobrar, ya sería la guinda", ha resaltado ante el supuesto de que el Govern decida extender a las boticas el retraso del mes de julio en el pago de conciertos con hospitales y residencias.
De hecho, De Dalmases ha dado por válido que cobrarán este domingo, tal y como está previsto, y ha recordado el esfuerzo realizado para adaptar los sistemas al cobro del euro por receta y al nuevo copago, a pesar de que ello ha supuesto el estallido de "bombas sociales" en sus establecimientos.
FARMACÉUTICOS "INDIGNADOS"
"Lo hemos pasado muy mal. Nos hemos encontrado con situaciones nada deseables en nuestras farmacias de forma muy gratuita, en un lugar en el que no debería estallar ciertas bombas sociales", ha resumido, a pesar de que la situación ahora está más calmada.
Con ello, el presidente del consejo ha recordado las sucesivas caídas del sistema informático durante la primera semana del cobro del euro por receta, eventuales protestas ante las farmacias y la carga adicional de trabajo burocrático que ha supuesto la puesta en marcha de las nuevas medidas.
De Dalmases ha asegurado que los farmacéuticos están "indignados" y con una carga de trabajo excesiva por unas medidas que, pese a no haberlas decidido, están obligados a aplicarlas y a resolver las dudas que generan.
Sobre la actitud general de la población, el presidente ha señalado que la mayoría de la sociedad opta por pagar con resignación, asustada por la situación económica, si bien también se oyen comentarios negativos, quejas y alguna objeción a pagar el euro por receta: "¿Esto que me cobras es lo de Mas o lo de Rajoy?", ha precisado que preguntan algunos clientes.