Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fiscal pide a Garzón que se inhiba del caso y lo envíe a Madrid y Valencia

Anticorrupción quiere que Garzón se inhiba. Vídeo:Informativos Telecincotelecinco.es
La Fiscalía Anticorrupción ha pedido hoy al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón que deje la investigación sobre una supuesta trama de corrupción ligada a cargos del PP en manos el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y, en algunos casos "perfectamente escindibles", en el de Valencia.
La Fiscalía se ha pronunciado así en el informe entregado hoy al magistrado, que se lo había solicitado la semana pasada al apreciar la existencia de "serios indicios" de la implicación en la trama de aforados pertenecientes al PP, según ha informado el Ministerio Público en una nota de prensa.
Anticorrupción considera que, según los indicios que obran en la causa, "la investigación de la totalidad de aquella recaería en el Tribunal Superior de la Comunidad Autónoma de Madrid, salvo determinados hechos, perfectamente escindibles, que correspondería investigar al Tribunal Superior de la Comunidad Autónoma de Valencia".
Ahora, Garzón dirigirá sendas "exposiciones razonadas" a los citados órganos judiciales comunicándoles los indicios contra aforados que han aparecido en la investigación y preguntándoles si asumen la instrucción de toda la causa o sólo de la parte que corresponde a esas personas.
Aunque ni el juez ni la Fiscalía han hecho públicos los nombres de los aforados, fuentes de la investigación han informado a Efe de que entre ellos figura el ex consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid y actual diputado autonómico Alberto López Viejo, al que se atribuye un papel "central" en la trama que justificaría que la causa pasara al TSJ en su práctica totalidad.
En cualquier caso, el juez de la Audiencia Nacional no se inhibirá del caso previsiblemente antes del próximo 4 de marzo, ya que para ese día ha citado a dos de los imputados en la trama para tomarles declaración.
Se trata del ex alcalde de Majadahonda y ex gerente del Mercado Puerta de Toledo Guillermo Ortega (PP) y del empresario José Luis Ulibarri.
Además, Garzón interrogará mañana a Andrés Bernabé, chófer del hasta el momento principal implicado en la trama, Francisco Correa, detenido el pasado lunes.
El magistrado ha dejado esta mañana en libertad a otros dos imputados, Jacobo Gordon -ex socio del yerno del ex presidente del Gobierno José María Aznar, Alejandro Agag- y el ex vicepresidente de Repsol YPF Ramón Blanco Balín.
Este último es miembro de los Consejos de Administración de varias de las empresas relacionadas con Correa, Hator Consulting, Osiris Patrimonial e Inversiones Kintimani.
Garzón describe la trama que investiga como "un grupo organizado de personas y empresas" liderado por Correa y que, como mínimo durante los últimos diez años, se ha dedicado a "captar negocios" y "fondos" en las Comunidades de Madrid y Valencia a través de un conglomerado empresarial que incluye una "estructura internacional integrada por sociedades constituidas en Inglaterra y Holanda" y participadas "por entidades creadas en paraísos fiscales".
Una de las líneas de investigación del juez es la de averiguar la identidad de los funcionarios y autoridades de consistorios y Consejerías de las citadas Comunidades Autónomas que aceptaron "dádivas" y sobornos del grupo liderado por Correa.