Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fiscalía pedirá retirar la inmunidad a Colom solo si obtiene evidencias sólidas

El fiscal general de Guatemala, Amilcar Velásquez, aseguró hoy en el Parlamento que iniciará el proceso judicial para que le sea retirada la inmunidad al presidente Álvaro Colom, vinculado en el asesinato de un prestigioso abogado, solo si obtiene evidencias sólidas que lo incriminen.
"No se puede plantear sin fundamento la petición de antejuicio (retiro de inmunidad), porque se corre el riesgo de que no se obtenga. Si en algún momento el Ministerio Público (MP) lo estima necesario, lo hará. No lo queremos hacer de forma irresponsable", dijo Velásquez a los diputados del opositor Partido Patriota (PP).
Agregó que "si llegamos a tener fundamentos técnicos y jurídicos sólidos para plantear el antejuicio, lo vamos a hacer. No estamos encubriendo a nadie, ni parcializando la investigación".
El fiscal acudió a una citación que le hiciera el bloque legislativo del PP para conocer los avances de la investigación que el MP y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), realizan sobre el asesinato del abogado Rodrigo Rosenberg, ocurrido el pasado 10 de mayo.
En un vídeo grabado tres días antes de ser asesinado, Rosenberg responsabilizó de su muerte al presidente Colom, su esposa Sandra Torres, su secretario Privado, Gustavo Alejos, el empresario Gregorio Valdez, y altos directivos del Banco de Desarrollo Rural.
El fiscal explicó que aún no se ha tomado declaración de la primera dama y los empresarios y banqueros implicados en este caso, porque "se ha estimado que aún no es el momento procesal para hacerlo".
"Esperaremos a contar con mayores elementos. En ningún momento se ha dicho que no se vaya a hacer", precisó Velásquez.
Las explicaciones del fiscal no satisficieron a los legisladores del PP, que lo acusaron de parcializar la investigación en favor del mandatario.
"Usted está tratando de sesgar la información, de proteger a la primera dama y al presidente. No los llama a declarar ni los ha arraigado, porque se lo han prohibido. Lamentamos que no tenga los arrestos para hacerlo", le increpó la diputada Roxana Baldeti, jefa de ese bloque legislativo opositor.
Tras concluir la cita con los diputados del PP, Velásquez dijo a los periodistas que los señalamientos en su contra "son una percepción que el Partido Patriota y otros sectores tienen", pero que para sostenerla "tienen que demostrarlo con pruebas".
Velásquez agregó que se "siguen cinco o seis líneas de investigación" sobre los móviles y responsables del asesinato de Rosenberg y los señalamientos hechos en la cinta.
Conforme avance la investigación, precisó "se irán descartando algunas hipótesis y confirmando otras", y se informará de los resultados cuando hayan datos concretos.
El asesinato de Rosenberg desencadenó un grave escándalo político y polarizó a la sociedad guatemalteca entre los que exigen la renuncia de Colom, para que sea procesado por las acusaciones en su contra, y los que confían en él y le han mostrado solidaridad y apoyo.
El Gobierno insiste en la inocencia de los señalados, y asegura que todo se trata de una conspiración para debilitar a la administración socialdemócrata de Colom.