Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fisioterapia aumenta la adherencia al tratamiento y disminuye la tasa de reingreso de los crónicos, según un experto

La Fisioterapia puede reducir el gasto sanitario, ya que hace al paciente crónico menos dependiente de otras terapias no físicas y disminuye la tasa de reingreso hospitalario, además de que los protocolos de la especialidad en la atención a estos pacientes demuestran la "alta" adherencia del mismo al tratamiento frente a pautas farmacológicas, según el decano del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM), José Antonio Martín Urrialde.
Esta ventaja no es aprovechada por los gestores sanitarios, por lo que el decano ha reclamado "la puesta en valor del fisioterapeuta como un elemento clave del proceso sociosanitario, desvinculándole del mero papel terapéutico y trasladando su campo de intervención a la prevención activa de la cronicidad".
Sin embargo, la Fisioterapia se encuentra con diferentes dificultades a la hora de integrarse dentro del equipo multidisciplinar del que necesitan los pacientes crónicos, ya sea porque choca con el "inmovilismo" del SNS, por la "escasa" autonomía profesional que tienen los fisioterapeutas, salvo en áreas como Atención Primaria, o por que es una especialidad que se ve lastrada por largas listas de espera.
En este sentido, según Martín Urrialde, "a día de hoy es más habitual que el crónico se fidelice al tratamiento fisioterápico en el sector privado que en la sanidad pública, debido precisamente al efecto disuasorio de las listas de espera". Esto se debe a que en España hay 1 por cada 38.000 personas, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda 1 por 8.000.
Por todo ello, el experto ha recalcado que el servicio precisa de "una profunda revisión", no solo en cuanto a técnicas de uso, sino a poblaciones y patologías incluidas, pues "las actuales funciones del fisioterapeuta en el SNS y sistemas autonómicos son el resultado de la aplicación de una norma derogada y preconstitucional, la Orden del 26 de Abril de 1973, a pesar de que la Ley del Estatuto Marco del personal estatutario, de 2003, abre la posibilidad de que estas funciones se actualicen".