Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manda a su ex una foto de su hija antes de asfixiarla y después intenta suicidarse

Manda a su ex una foto de su hija antes de asfixiarla y después intenta suicidarseFacebook

Una madre asfisxió a su hija pequeña y después trató de suicidarse sin éxito clavándose un cuchillo en el pecho. No sin antes mandarle una última fotografía de la pequeña para que se quedara con su recuerdo. Todo esto ocurrió después de una semana de separarse de su pareja.

Cody-Anne Jackson envió a Paul Hogan la foto de Macey, de dos años, con un mensaje que decía: "Lo siento, solo pensé que merecías una última fotografía y recuerdo de ella". La joven de 20 años ha sido acusada homicidio al asfixiar a su hija hasta matarla. Después trató de suicidarse sin éxito.
Esto ocurrió apenas una semana después de que Hogan y ella se separaran y él se mudara a su casa en Fenton, Stoke-on-Trent, recoge Metro.
La mujer había dejado una nota de suicidio y se apuñaló en el pecho, pero las heridas del cuchillo fueron superficiales. Jackson afirmó que Macey se ahogó mientras dormía en la cama con ella, e intentó suicidarse después de encontrar el cuerpo.
El fiscal Jonas Hankin dijo que la relación entre Jackson y Hogan se había terminado el fin de semana del 7 al 9 de octubre. "En la mente de Cody la relación había llegado a un punto de inflexión. Al parecer, cualquier perspectiva de reconciliación se había evaporado".
El 9 de octubre, por primera vez, se vio obligada a enfrentarse a la realidad de estar sola. Pasó el resto del día sola en casa con Macey. El jurado escuchó que Jackson pasó la noche junto a Macey antes de llamar al 999 para informar de que no estaba respirando.
Los patólogos encontraron hemorragias generalizadas y prominentes en su cara, ojos y párpados, según el tribunal. Hankin dijo: "Este niño sufrió un daño cerebral generalizado causado por la interrupción del suministro de sangre oxigenada al cerebro. Algo ha interferido con su capacidad para respirar".
Los servicios de emergencias llegaron a la casa minutos después de la llamada y no pudieron revivirla porque llevaba muerta unas horas.
Al parecer, la madre tiene un historial de auto lesiones e intentos de suicidio. Sin embargo, ante el tribunal afirmó que cuando se despertó vio que una almohada estaba cubriendo la cara de Macey. Añadió que como vio que la niña no respiraba y que ya no podía hacer nada por ella, decidió no llamar a los servicios de emergencias y pasar unas últimas horas durmiendo con ella.
Después, intentó suicidarse clavándose un cuchillo en el pecho, alegando que no podía vivir sin Macey. Una nota de suicidio encontrada en la casa decía: "Me siento aquí pensando en matar a mi propia hija y luego suicidarme. No quiero dejarla atrás, pero tampoco puedo irme. No hay nada para mí ni para Macey".