Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los fulares portabebés pueden estar detrás de la muerte de 14 niños

Imagen de Nicole Kidman llevando a su hija en una bandolera portabebés. Foto: "The Daily Mail"telecinco.es
Expertos en salud de Estados Unidos han dado la voz de alarma. Los pañuelos para llevar a los bebés que se han popularizado tanto en los últimos años y a los que se han apuntado personajes tan conocidos como Nicole Kidman o Brad Pitt, pueden ser perjudiciales para los bebés.
Hasta ahora se hablaba sólo de sus ventajas porque permiten una conexión mayor del bebé con su padre provocando en él una sensación de seguridad. Sin descartar que eso sea así, ahora se da la alerta sobre sus desventajas. Estos pañuelos podrían estar detrás de la muerte de 14 bebés.
Según un estudio publicado por "The Daily Mail", los bebés pueden acabar en una posición en la que su boca y su nariz queden tapadas. Como aún no tienen fuerza en los músculos del cuello son incapaces de liberarse ellos mismos de esa posición. Esto provocaría su muerte por asfixia.  Además, como los bebés adoptan en el interior de estos pañuelos la forma de un ovillo, con frecuencia su barbilla choca con el pecho lo cual dificulta la entrada de oxígeno.
Estos pañuelos se ven cada vez más en la calle ya que, a la cercanía que permiten con el bebé, se une la ventaja de dejarle al padre las manos libres.    LA