Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El futuro de la detección del cáncer: en una hora y con una gota de sangre

Miriam, el nuevo dispositivo para detectar el cáncertelecinco.es

La intención del creador, Jorge Soto, era detectar el cáncer a nivel molecular de un forma "más fácil, más barata, más inteligente y más accesible que nunca". Bajo estos objetivos se creó Miriam: Un dispositivo capaz de detectar varios tipos de cáncer en una hora mediante una gota de sangre.

"No es necesario esperar a que aparezcan los primeros síntomas, no es necesario saber qué enfermedad se busca, solo se necesita un mililitro de sangre y un conjunto de herramientas relativamente simples"

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/ciencias/view/143970-gota-sangre-dispositivo-revolucion-deteccion-cancer
"No es necesario esperar a que aparezcan los primeros síntomas, no es necesario saber qué enfermedad se busca, solo se necesita un mililitro de sangre y un conjunto de herramientas relativamente simples"

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/ciencias/view/143970-gota-sangre-dispositivo-revolucion-deteccion-cancer
El nuevo dispositivo extrae el ARN del paciente mediante una muestra de sangre, situada en una pequeña placa de 96 pocillos con reactivos bioquímicos. En la parte superior del aparato, un 'smartphone' se encarga de procesar los resultados en aproximadamente una hora. La información se envía más tarde a una base de datos.
“No es necesario esperar a que aparezcan los primeros síntomas, no es necesario saber qué enfermedad se busca, solo se necesita un milímetro de sangre y un conjunto de herramientas relativamente simples”, informa la empresa Miroculus en su página oficial. El aparato está basado en los últimos avances de la biología molecular.
Este nuevo dispositivo podría resolver los dos grandes problemas de la detección del cáncer: su coste económico y los resultados tardíos. Actualmente, el cáncer se detecta una vez que aparecen los síntomas, en etapa tres o cuatro. Así, este nuevo dispositivo podría salvar a millones de personas al detectar la enfermedad antes de que empiece a desarrollarse.